¿Debe España pedir perdón por la Conquista?

¿Debe España pedir perdón por la Conquista?

¿Debería España pedir perdón a Latinoamérica por los abusos cometidos durante lo que se conoce como "La Conquista" y colonización de los países latinoamericanos? Una pregunta seguramente demasiado larga, pero lo importante es que todos nos hacemos una idea de a qué me refiero. En cualquier caso así es como formulé la pregunta en 2016 cuando hice este vídeo-debate al respecto

Pincha para verlo >>> http://www.youtube.com/watch?v=YOfULAcRb5s

Ignoro cómo exactamente ha formulado ahora la pregunta, o petición, el presidente mexicano López Obrador, pero el debate está abierto de nuevo. ¿Qué opinas tú?

Sin volver a ver el vídeo de entonces, creo recordar argumentar que mi postura personal era que sí, ¿por qué no? Que yo no veía mal alguno en que el Rey de España pidiese perdón en nombre de la nación española por los abusos del pasado. Creo recordar que decía que muchas otras naciones han pedido perdón en gestos similares, que los tres últimos Papas han pedido perdón por esto mismo en nombre del Vaticano, y que España, en la actualidad, facilita la nacionalidad española a aquellos extranjeros que tengan apellidos de origen sefardí, en reconocimiento de una injusta expulsión de judíos que ocurrió por las mismas fechas de la presencia española en el continente americano. O sea, que la lejanía en el tiempo no minimiza la importancia del gesto. Yo creo que "lo cortés no quita lo valiente", que no hay vergüenza en pedir perdón sino grandeza.

Bajo el vídeo que os he dejado, leí muchos comentarios de bastantes de mis paisanos españoles argumentando el no en base a lo mucho que España aportó al continente americano. Algunos de estos argumentos están muy bien construidos y tienen un peso innegable. He aprendido más sobre la historia de "La Conquista" y "La Leyenda Negra" leyendo esos comentarios que nunca aprendí en la escuela. Lo que España creó, construyó y "dejó tras de si", es una realidad que sirve para unirnos mas que para separarnos. Pero también es una realidad que la presencia de aquellos "colonizadores" dejó una huella de sangre imborrable. Es el reconocimiento de esa huella lo que importa en este momento. Repito: la grandeza no es tal sin el reconocimiento de los errores. 

 

 

Lo que no escriben mis paisanos en sus largas listas de aportación española al continente americano es que en 1492 la población del continente americano era de 60 millones de indígenas, décadas más tarde, esa población indígena era de 6 millones. 9 de cada 10 indígenas fueron borrados de la faz de la tierra como consecuencia directa de la presencia europea. España también tuvo mucho que ver en ello. No es lo que dejó, no es lo que quitó, es la perdida de comunidades, pueblos, lenguas, culturas... es el negarle a alguien su identidad.

El ser humano puede aguantar prácticamente todo menos que le roben el alma y le quebranten el espíritu. Quizás yo pueda verlo un poco más claro que algunos de mis paisanos españoles porque después de residir durante más de 20 años en Australia, tengo cerca de mi a los aborígenes australianos a quienes veo a diario y cuyo genocidio está mucho más cerca en el tiempo, que ellos puedan tener a los indígenas de nuestras comunidades americanas. Entiendo cómo y por qué todas las estadísticas de expectativa de vida, salud, educación, delincuencia, drogadicción, suicidios... juegan en su contra en comparación con el resto de los australianos. Nada que les den, ninguna manera de intentar ayudarles parece funcionar... porque nada puede llenar el vacío de lo que les quitaron, su identidad.

La cultura más vieja del planeta, 60.000 años, cientos de países, lenguas, costumbres, borrados de la faz de la tierra en un par de generaciones. Ellos, considerados como "no existentes" durante décadas, forzados a "integrarse", a "asimilarse" dentro de una cultura y una costumbres que no comparten, deportistas de élite que aún hoy han de competir bajo una bandera que no es la suya, familias y comunidades incapaces de salir de la pobreza y teniendo que comenzar de cero porque no tienen riqueza alguna que heredar como el resto de los australianos, porque las tierra que poblaron durante milenios les fueron robadas por colonos ya que "no pertenecían a nadie"...

Quien no ha conocido el sufrimiento de un desposeído, quien no entiende la tragedia de que a alguien le arrebaten su identidad y su cultura, quien no empatiza con un ser humano que cuando mira hacia su pasado todo lo que encuentra es la memoria del abuso a su padre, a su abuelo... del genocidio de su pueblo, no va a ser capaz de pedir perdón. Pero si entendiese a lo que me refiero comprendería la necesidad de ese perdón para esa gente.

Mientras quede un sólo descendiente indígena en suelo americano ese perdón está pendiente y urge. Para ellos y para muchos de nosotros, que entendemos lo que padecieron

 españa mexico conquista latinoamerica ¿Debe España pedir perdón por la Conquista? ¿Debe España pedir perdón a México? AMLO felipe IV lopez obrador pedro sanchez