El desastre eléctrico venezolano.

El desastre eléctrico venezolano.

Venezuela, país ubicado al norte del sur de américa, reconocido internacionalmente (entre otras cosas) por ser el país con las más grandes reservas de petróleo actualmente en el mundo. Haciendo contraste con sus grandes niveles de riquezas minerales se encuentra por otra parte las crisis que le azotan hoy día, entre ellas una de las más pronunciadas es la crisis eléctrica que vive el país latino en nuestros días. Desde el año 2007 en que se fundó la Corporación Eléctrica Nacional (CORPOELEC) bajo el gobierno del presidente Hugo Chávez se han estado registrando diferentes inconvenientes e interrupciones cada vez más frecuentes y agravadas en el servicio que dicha entidad pública suministra a la población del país. CORPOELEC nace como una de las iniciativas de nacionalización de los servicios básicos que tiene como obligación el gobierno de una nación el garantizar, ya sea por medios públicos (como el mencionado) o a través de concesiones y contratos con empresas privadas que se encarguen del mismo. Las denuncias a partir de este periodo incluyen la casi nula recaudación de fondos para la industria que el gobierno debe sustentar, causando en sí mismo una caída en la capacidad de reinversión en el sistema eléctrico lo cual acabó por repercutir en situaciones como las que se conocieron a partir del tres de marzo del año en curso en el cual los habitantes del país vivieron un apagón que se prolongó por cinco días continuos en el que no hubo rastro de re-conexión del servicio. Creándose así un evento único en su naturaleza en la historia del país mencionado, no obstante, conforme con las denuncias del sector público y privado de expertos en materia de ingeniería eléctrica respecto a la ausencia de inversión y mantenimiento de toda la infraestructura eléctrica del país; el gobierno logró restablecer el servicio bajo la alerta de estar operando en una estructura de riesgo que al poco tiempo colapsaría nuevamente y seguiría ocurriendo a menos que se tomara la acción de realizar el mantenimiento, ajuste y reparaciones que demanda actualmente el sistema eléctrico de la región.

Conforme con todo esto último, el sistema eléctrico siguió operativo sin reportarse ningún intento de reestructuración o reparación de las fallas que atentan contra la continuación adecuada del servicio lo que causó que el día 22 de Julio del 2019 recayeran nuevamente las líneas que distribuyen la energía al país causando una vez más un apagón total en 16 de los 23 estados que conforman a Venezuela los otros 7 con fallas en el servicio, su origen fue determinado en los generadores de la central hidroeléctrica del Guri, fuentes de información y noticias tanto nacionales como internacionales declararon que en ese momento el inmenso apagón fue causado por un incendio en la fuente de distribución de la central hidroeléctrica la cual comprometió algunas de las líneas aéreas causando que con el recalentamiento el sistema sucumbiera. Actualmente la central de la represa de Guri la única fuente de generación que se mantiene en funcionamiento (aunque en el pasado se inauguraron diferentes estructuras adicionales de generación que hoy en día se encuentran inoperantes).

La única respuesta que ha dado hasta el momento el gobierno del estado Venezolano es que las fallas se tratan de un “ataque electromagnético generado por los Estados Unidos de América” en un intento de socavar la soberanía del país y como un atentado más en contra del gobierno de Nicolás Maduro. Mientras que por otro lado los diferentes expertos en la materia de energía eléctrica se pronunciaron indicando que la caída del servicio no tenía otro origen que lo declarado anteriormente, que el sistema no está en las condiciones aptas para surtir a un país completo de forma ininterrumpida. Por otro lado también los contrincantes políticos del gobierno de Nicolás Maduro declaran que el estado actual de la infraestructura eléctrica no tiene otro responsable que el mismo gobierno en sí, dado que desde la creación de CORPOELEC todo el sistema de distribución eléctrica quedó en manos del estado y desde el comienzo de esta estructura organizacional no se reportaron ningún tipo de inversión en los sistemas eléctricos, así como también denuncian la malversación de fondos y corrupción interna generada por el gobierno de turno, los representantes de la entidad pública y del ministerio de Energía, dando todo esto paso a la crisis que atraviesa Venezuela hoy día.

 Venezuela apagones crisis eléctrica energética corpoelec energía Maduro corrupción
 12/08/2019

Artículos que podrían interesarte 🔥