Groenlandia, el nuevo objetivo de las grandes potencias.

Groenlandia, el nuevo objetivo de las grandes potencias.

Groenlandia, la isla más grande del mundo y a su vez menos densamente poblada, perteneciente al continente americano y controlada políticamente por el gobierno de Dinamarca, conocida por tener el día más corto del año en donde el mismo dura no más de tres horas y porque la población total de la isla alcanza sólo un aproximado de 56.000 personas, de las cuales unas 16.000 viven en la capital, la ciudad de Nuuk.

Actualmente la isla se encuentra en un objetivo de interés entre tres potencias mundiales, como lo son China, EEUU y Rusia, esta última ocupando el último lugar y la lista siendo presidida por China debido a que la misma en los últimos tiempos ha estado invirtiendo dinero, tiempo y esfuerzos diplomáticos en establecer relaciones comerciales con el gobierno Danés en base a la mencionada isla, debido a su capacidad de producción minera la cual ha ido aumentando como resultado del constante deshielo de las capas polares que cubren el mayor porcentaje de terreno de Groenlandia. En toda su actividad minera podemos mencionar diferentes yacimientos de minerales tales como el oro, aluminio, diamantes, uranio, zinc, hierro, petróleo, gas y plomo. El interés fijo de China se centra principalmente en la extracción del petróleo ubicado en las costas groenlandesas, yacimientos y reservas que el gobierno groenlandés comenzó su explotación hacia el año 1972 de la mano con empresas extranjeras, las cuales, en la actualidad, ya han retirado sus licencias debido al alto costo que significa el trabajo petrolero en la isla, principalmente por su inclemente clima y las caídas de los precios del crudo en la última década, que actualmente ronda los 50$ por barril, lo cual hace un llamativo contraste con las intenciones chinas, que han sido interrumpidas por el gobierno danés a pesar de las intenciones del gobierno regional de Groenlandia de estrechar sus relaciones con la República Popular de China.

No es para menos que el gobierno regional de la isla tenga un interés tan intenso en captar inversión extranjera dentro de su territorio si tomamos en cuenta que actualmente su economía basada principalmente en la pesca y los subsidios ofrecidos por el gobierno de Dinamarca son cada vez menores, en comparación con los aumentos de costos de mantenimiento de la vida acorde al panorama económico mundial, lo que impulsa a la avidez de los políticos groenlandeses por obtener ingresos que les ayuden a distanciarse de su necesidad del subsidio económico proporcionado por Dinamarca.

Por otro lado tenemos un preocupado Estados Unidos por la cada vez más frecuente injerencia política y comercial de China en Groenlandia debido a la proximidad de esta isla con el continente americano y el territorio estadounidense. Recientemente el presidente de USA, Donald Trump expresó su interés en una posible compra por parte de Estados Unidos de la isla de Groenlandia al gobierno Danés, lo cual fue recibido con una respuesta negativa por parte de Dinamarca, la cual expresó no cerrar sus puertas a negociaciones de interés de cooperación comercial pero que no está para nada interesado con ofrecer negociación de su territorio con Estados Unidos. La historia tiene precedente, dado que en los alrededores del año 1946 cuando el presidente de dicha nación Harry Truman realizó una oferta formal al gobierno de Dinamarca con la intención de comprar el territorio de Groenlandia, oferta que se ubicó en alrededor de US$100 millones en oro a cambio de dicha isla. La oferta en la actualidad se colocaría en unos US$1.300.000.000.

Los intereses de Estados Unidos en este territorio no sólo son económicos (al igual que el gobierno de China) sino también geopolíticos y militares dada a la ya mencionada proximidad de dicha isla con el territorio continental de la nación norteamericana.

Como es de esperarse toda esta nueva disputa mundial tiene su principio en un tema de mayor importancia para el ojo internacional que es el hecho de que si bien las características geográficas de Groenlandia son predominantemente roca volcánica y hielo, este último ha ido perdiendo progresivamente su proporción en la isla, dado que actualmente su clima ha aumentado en 6°C en los últimos 30 años, ya que la misma actualmente tiene una temperatura y clima que rondan los 0°C en la media anual, cifra que anteriormente podía ubicarse por los -6°C. Todo esta actividad climática ocasionada por el efecto invernadero, el cambio climático y el calentamiento global es visto por las naciones como una nueva oportunidad para aumentar sus capitales y sus niveles de producción económica más allá del hecho de que es una advertencia más de que el verdadero objetivo global debe ser más hacia la conservación natural que en el aumento de las explotaciones de la minería mundial.

DARH

 Economía  Política  USA  EEUU  Groenlandia  Dinamarca  China  Calentamiento  Global  CalentamientoGlobal  Minería  Rusia  EscenaGlobal  Noticias  Conservacionismo  CirculoArtico

Artículos que podrían interesarte 🔥