Gutierritos: ¿Realmente vale de algo ser bueno?

Gutierritos: ¿Realmente vale de algo ser bueno?

“Un Hombre que fue como tantos otros, que van por la calle sonriendo silenciosamente. Soportando sin protestar el drama íntimo de los tímidos, de los apocados, de los Gutierritos, que siempre llevan dentro, un brillante señor Gutiérrez”

Al momento de pensar en la temática de una serie o película, si la premisa fuese de un oficinista, con una vida monótona, aburrida, y desagradable, sería comprensible el no brindarle mucho interés. Sin embargo, vengo a dar una recomendación que cumple con estas características, y exactamente trata sobre un oficinista (Un “godin” como se les conoce en México). Me refiero a “Gutierritos” que es una telenovela mexicana, la cual data del año 1958,  por lo cual fue realizada durante la época de oro del cine mexicano, y que al parecer, también ha sido adaptada a otros medios. En mi caso particular, la vi en el formato/versión de una película, y de hecho, se la dejo aquí por si alguien desea verla.

 

La historia es bastante simple. Nos pone en la piel de Ángel Gutiérrez, un hombre muy bondadoso y bueno, aunque también, bastante tímido y cobarde. Él trabaja como oficinista, con una vida decente en el aspecto económico, sin embargo tormentosa; pues sus compañeros se aprovechan de él, y se mofan de su cobardía, especialmente su jefe, quien le pone el apodo de Gutierritos. Las cosas en su casa no son mejores. Su esposa, de nombre Rosa, es una mujer avariciosa, egoísta, y fría, que desprecia a Gutierritos, con quien permanece únicamente por dinero. Pero su odio hacia él es tal, que pone a sus propios hijos en su contra, haciendo que compartan su rencor. Gutierritos soporta sus reproches y vejaciones, porque él, siente un enorme y sincero amor por Rosa y sus hijos. El único amigo con el que cuenta es Jorge, a quien también, le confía su mayor secreto: Su pasión por la escritura. Que se manifiesta en una obra que el escribe todas las noches al llegar a su casa: “Las memorias del señor Gutiérrez”. Jorge al leer la obra, queda impresionado por su calidad, e intenta convencerle para que la publique. Al final, Gutierritos termina aceptando, pero bajo la condición de que su novela sea publicada bajo el seudónimo de “Señor Gutiérrez”. A partir de ahí ocurrirán eventos que afectaran la vida de los personajes, principalmente la de Gutierritos, quien se tendrá que plantear si de verdad vale algo ser un hombre bueno, si es capaz de estar a la altura de las circunstancias que se le presentan, o si es que está condenado al fracaso, a la miseria, al abandono, por culpa de su cobardía.

Es una historia simple, pero realmente intrigante, la cual evoluciona y se desarrolla de una buena manera. Se logran establecer eficazmente las relaciones y características de los personajes, por lo que los llegamos a estimar, a comprender, o a odiarlos, dependiendo cual sea el caso. Quizás pueda resultar algo fresco (a pesar de los años que tiene), porque no es una temática, muy tocada a día de hoy. Pero sin duda lo más importante que nos deja esta obra resultan ser preguntas: ¿Realmente vale algo ser una persona honesta?, ¿Cuándo uno debe continuar y cuando desistir?, ¿Qué ocurre si no podemos salir de nuestra cobardía, en un mundo que nos acaba devorando? Son preguntas que uno como espectador se realiza a largo de la historia, y puede o no encontrar las respuestas, al igual que puede o no identificarse con la historia, pero seguro que no nos dejara indiferentes, ante este drama, el drama íntimo de los tímidos.

Si la vieron, no olviden comentar que les pareció y contar su experiencia.

O.J

 Gutierritos Oficinista Telenovela Película Bueno Cobardía Cine Epoca de Oro 1958 Drama Valor MarginalTV

Artículos que podrían interesarte 🔥