La "verdad" detrás de la "verdad"

La "verdad" detrás de la "verdad"

La "verdad de las cosas".

Parafraseando la idea de que la única verdad total es que no existe una verdad total; podríamos suponer que de hecho esa es una verdad totalmente limitada al hombre que la dijo en un principio.

En la actualidad los sucesos que ocurren en el medio global, suelen estar acompañados de suposiciones, teorías e hipótesis que tarde o temprano se ven derribadas o excelsas de haber sido "ciertas". 

Las aletheia griega, veritas latina y emet hebrea (por citar algunas etimologías) se les puede adjudicar -en cierta medida-, un mutuo acuerdo con la idea de que la verdad es aquello que está en el punto esencial de su ser, lo que no está oculto, o lo que es total. Siendo así, al decir que el fuego quema, estaremos diciendo una ¿verdad?, y al decir que la tierra es redonda, estaremos diciendo una ¿verdad? En el primer ejemplo, estamos hablando de un hecho -más que una verdad-, puesto que el fuego o la idea que hemos construido de lo que es el fuego y sus reacciones, son palpables por los distintos sentidos que nos provee la naturaleza genética y evolutiva de nuestra composición como especie. Pero la idea de que la tierra es redonda, va acompañada de una tradición más que conceptual. Para explicar la redondez de los astros, se debe entender que la gravedad tiende a ser una "ley natural" del universo. Y cuando un cúmulo de masa interactúa con la gravedad que provocan otros cuerpos estelares, tiende a formarse un pozo gravitatorio entorno a ese cúmulo de masa, entonces pasan millones de años y millones más de reacciones entre los componentes de toda esa materia; para que más tarde se pueda llegar a dar una forma esférica (o casi esférica) a los planetas y estrellas.

La tradición conceptual que podemos hacernos cada cual

Lo anteriormente expuesto, está basado en una tradición científica de matemáticos, astrónomos y físicos. Una tradición que significa -hasta nuestros días-, la verdad que rige nuestra vida. Todos vemos nuestros pies pasearse por donde quiera que vamos gracias a la atracción que la gravedad de nuestro planeta provoca en nuestros cuerpos. Así que, sí, lo esférico de la tierra es un hecho. Un hecho que debemos agradecer a Copérnico quién demostró que el geocentrismo de Ptolomeo era algo "erroneo", así que fundó el heliocentrismo. Mismo que después Galileo reforzaría en sus estudios. Después Kepler dejaría las órbitas circulares estipuladas hasta entonces, para heredar la idea de la órbita elíptica, con la que Newton -entre otros tantos-, reafirmaría la función del espacio gravitatorio entre un astro y otro. Todos estos personajes han hecho de sí, una "verdad" que la mayoría ha decidido aceptar, puesto que demuestra ser la principal forma en que funciona nuestra perspectiva terrícola del universo. Pero que esa sea la veracidad de los hechos desde la perspectiva humana, no significa que pudiera haber otros posibles caminos para reformar todo lo que podemos considerar verdadero y/o absoluto. 

Desde nuestro pequeño globo

Tomando el caso del reciente incendio en la iglesia de Notre Dame, se ha comenzado a rumorar que fue un hecho "terrorista" por parte de núcleos anti-cristianos del país de la baguette. Otras personas señalan que las profecías -cuales quiera que sean- se han de estar cumpliendo "al pie de la letra". Por su parte, las autoridades francesas, han desmentido tales afirmaciones. En sus  "profundas indagaciones", el incendio fue provocado por un corto circuito.

Volviendo al ejemplo de los padres de la ciencia moderna, no debemos dejar de tomar en cuenta, que ellos se valieron de la intuición para establecer más adelante el tan alabado método científico (mismo que es usado por propios y extraños para llegar a establecer una teoría de los hechos ocurridos).  

¿Quién tiene la verdad sobre "Nuestra Señora"?

La verdad, no lo sé, y no creo que podamos saberla. Pero aún teniendo "fuentes veridicas", debemos tener presente que en su mayoría estas provienen de instancias gubernamentales o de institutos auspiciados por manos negras que idean formas de mover al mundo. En este contexto -y con el riesgo de causar polémica-, he de concluir que la VERDAD, así como la belleza y la mediocridad... Se presentan dependiendo desde el punto en que se les mira. Entonces entramos en un escabroso pasaje donde cada quién conserva su partecita de ese imposible llamado VERDAD. Donde la verdad queda en un acuerdo entre quien la expresa, y quien decide creerla. 

Y ese mismo concepto podemos aplicarlo -quizá, tal vez, pudiera ser- a toda empresa farmacéutica o refresquera, industria o banco que manda a hacer sus minuciosos estudios para "mejorar la calidad de vida de sus clientes".


Gc

 Verdad TodosTenemosUnaVerdad Teoria  LoSubjetivo Notre Dame Incendio de notre dame paris ¿qué es la verdad? la verdad

Artículos que podrían interesarte 🔥