LA POLÍTICA Y NOSOTROS

LA POLÍTICA Y NOSOTROS

Las políticas nos determinan, ya sea en occidente u oriente, ese es un hecho innegable. Lo mismo ocurre con cada movimiento social o filosófico, los cuales nacen como reacción a otros sucesos o corrientes antes adheridas a una esfera social. A lo largo de la historia -y más aún en los últimos tiempos- las sociedades de los distintos pueblos y naciones  han salido a escena para demandar a los esquemas gubernamentales, el escucha y cumplimiento de sus peticiones. Desde la creación de diversas perspectivas del cristianismo en la época protestante, hasta la llamada Revolución Francesa -donde la sociedad burguesa aminoró el yugo que el clero mantenía sobre su economía, para volverse el nuevo apoderado de la misma- las manifestaciones se han vuelto esa demanda constante entre cambios de regímenes y quienes los fomentan como la salida a toda crisis.

Cabe aclarar que hay luchas o manifestaciones que tienen su origen en causas más que justas. No podemos comparar las añejas luchas de los campesinos u obreros, con las luchas del posmodernismo, llámese; movimiento LGTB, ambientalista o feminista radical, si bien el primer ejemplo es resultado de las leyes y reformas aplicadas en esos rubros, el segundo lo es también, pero al mismo tiempo parecieran estar más apegado a una línea para servir a quienes fomentan esas  leyes, es decir; el café se prepara al gusto de quienes reforman y no para quienes buscan las reformas.

En un sentido estricto, hablamos de que todos necesitamos comer y empelarnos para obtener ingresos, y si bien es cierto que también todos necesitamos de gozar denuestras  libertades y derechos, y de  una identidad propia, lo de hoy pareciera tener un trasfondo planeado, donde nuevos motes y etiquetas son creadas para mover a las masas que se identifiquen con esas etiquetas. No es casualidad que cada vez más banderas, con más combinación de colores, se encuentren para que unos pocos se identifiquen con ellas. Lo que llamo yo: Los grupos fragmentados.Grupos que sirven como bandera a quienes aspiran a obtener el poder. Al final de las circunstancias, no hay movimiento que no tenga a un hombre de corbata por detrás.

TODO EN TU VIDA SON POLÍTICOS METIÉNDOTE POLÍTICA

Tanto en uno como en el  otro de los ejemplos antes expuestos, las leyes adoptadas en  los  modelos de estado, influyen en la construcción de la sociedad, ya sea en el ámbito rural o citadino. Para poner un ejemplo, no hubiese sido posible una liberación de ideas, sin las enciclopedias hechas en los años de “lustración”,  para dar paso a las revoluciones burguesas, así como no hubiese sido posible un primer intento de constitución mexicana, sin un modelo imitativo al mero estilo de la constitución de Cádiz. Así como una constitución del 1917, no hubiese sido, sin antes la de 1857. Es decir, que todo suceso en una sociedad: es resultado de una legislación que le antecede.  Las leyes rigen el destino de un país y su pueblo. Las leyes eligen que actos y cuales no están permitidos. Y cuando son demasiadas las prohibiciones o malas las políticas, resurgen los aires revolucionarios, y los cambios de régimen o en su defecto; la transformación del mismo pero con otra cara.

LOS CAMBIOS DE POLÍTICOS Y SUS POLÍTICAS

Desde que las naciones se conforman, también lo hacen sus pueblos. Entre la sociedad, habrán personajes que querrán el bienestar colectivo y quienes querrán sacar el mayor reconocimiento o bienestar individual de la madre patria, distinguir cuál sea cada cual es criterio propio. Todos tenemos a ese personaje que admiramos y a ese otro al que aborrecemos por sus actos. No obstante habremos algunos que seamos cuidadosos y neutrales al momento de hacer un juicio, puesto que hemos entendido que la incongruencia y más aún la ambición de poder son parte en la infinidad de defectos que componen la condición humana, además de que todos darán su versión sobre alguien  en la comodidad de sus creencias.  Así pues, la transformación de cada nación va ligada a las ambiciones que cada gobernante posee, el poder en sí mismo, es la mayor de ellas. Así en la  atmosfera totalmente capitalista que rige al mundo moderno, el poder es sinónimo de riqueza, y el dinero el visto como el Dios que provee la misma.

Hoy en día, a pesar de que los medios de información para conocer las expectativas y ambiciones de los políticos son vastos, se ha vuelto más complicado saber a ciencia cierta sobre las mismas; puesto que hoy podemos ver a un empresario comprar a los principales medios de comunicación para ponderar y ejemplificar su persona, y así, más adelante: acrecentar su fortuna y  por consecuencia su poder. Un bucle que no parece ver un final.

¿A QUIÉN CONVIENE LA DIVISIÓN DE UNA SOCIEDAD?

Divide y vencerás dice el viejo refrán. Muy bien entendido lo tienen los políticos de escuela, y también quienes movidos por otros como marionetas hacen política para esos otros. En ese contexto, las luchas que los sectores menos favorecidos y los sectores en pos de sus derechos y libertades manifiestan, son adoptadas por los núcleo  político, todo ello en un supuesto de cumplir las demandas y declarar la guerra a quienes están en contra de ese cumplimiento. Con esa base, más adelante se creará una división social, y los partidos sacarán provecho del grupo más numeroso entre toda la fragmentación creada. Todo este engranaje movido por y para el valor monetario que impera en las políticas y las dadivas que provee. Está claro que vivimos en un mundo donde los políticos –al menos en Latinoamérica- viven con la intención de acumular riquezas a costa de su puesto. Por supuesto que antes de gozar de todos los beneficios que otorga un puesto en la escena pública, se necesita obtenerlo a base de votos, es aquí donde se emplea la demagogia y la línea  que cada partido hace pensando en sus planes electorales. No es casualidad que cada vez más partidos, muchos de estos inclusive se manifestaban como conservadores, se declaren en pro de los derechos para elegir la sexualidad, el abortar o la total emancipación femenina, sea cual sea la referida. Como escribí en el inicio de este texto, las filosofías y corrientes nacen a partir de otras antes desarrolladas, muestra de ello son el sector de varones autodenominado como MGTOW (termino adoptado de un episodio de la serie de la BBC Reggie Yates). Los MGTOW se consideran como hombres que siguen su propio camino, lejos de la figura femenina, la cual ellos consideran abusiva y movida por un interés económico. Por otro lado, la filosofía de los MGTOW, pareciera surgir como respuesta al movimiento feminista radical, el cual lejos de buscar la ansiada equidad, se observa como un movimiento que busca desacreditar al hombre por el simple hecho de ser hombre. Y así cada corriente o movimiento puede tener su contraparte, los ambientalistas vs los defensores del progreso, los LGTB vs los conservadores; y los pueblos indígenas vs las transnacionales. En resumen, no pasamos de ser fragmentos, fragmentos que por serlo no dejan de ser parte de la unidad que somos como sociedad y más aún como humanidad. Fragmentos que no dejaran de serlo hasta que se decidan a dejar de serlo.

 

Distintos colores, distintos fragmentos. (viajejet.com)

LA POBREZA NO SOLO ES ECONÓMICA

Otro juego que le conviene y deleita al candidato, suele ser el de la pobreza. Pobreza económica significa necesidad, y la necesidad se intercambia por votos, eso es y será así en cualquier parte del globo. Pero esa no es la única pobreza que empodera a los falsos luchadores sociales. En ese sentido, aunado a las prácticas demagógicas para conseguir votos por parte de la esfera democrática, existe una complicidad sin la cual nada les funcionaría, la de la corrupción y quienes se sirven de ella. Con la corrupción en las altas esferas sociales, queda demostrado que en par a la pobreza económica, se suscita la pobreza de valores y principios, la de empatía y sentido humanitario para con nuestros semejantes. De nada te sirve acreditar una licenciatura o un posgrado, si haces parte del sistema impuesto por los políticos en todos estos años de sociedad.

Con lo escrito hasta ahora, podemos darnos cuenta que los partidos políticos no sólo juegan con la necesidad de las personas, además juegan con el estatus e ideología del individuo, formándole poco a poco una idea falsa, sobre una identidad que los une a ellos.  

LO FRAGMENTADO, NO DEJA DE SER PARTE DEL TODO

¿Alguna vez han escuchado decir a alguien que la política no le gusta, o que todos los políticos son iguales? Cualquiera de las dos posturas puede que sean defendibles quizá, pero también podrían ser replanteadas. Es decir, para declarar que la política no le gusta a alguien, primero debería entender que todo en su vida está estructurado a base de políticas (manejo y organización de la sociedad). Las calles donde anda, los delitos que se cometen en ellas, el empleo donde obtiene o no prestaciones, el colegio donde estudia. El alza de la canasta básica y tazas de interés bancarias. Ya sea referido a lo social o económico, la política debería interesarle. Así se queja con más razón y conocimiento del por qué le subieron el precio del café o de las prendas que gustas vestir. Así comprendería un poco más a los manifestantes que obstruyen su valioso camino al trabajo o a la escuela.  

Más aún, para que alguien diga que todos los políticos son iguales, creo yo  que debería poner el ejemplo, si no siendo una ficha en el juego simulado que es la democracia, al menos sí demandando –en unidad y no en fragmentos- al gobernante que deje su puesto si es incapaz de sostenerlo con sus actos. Informándose sobre los planes para su barrio, su estado o provincia. En fin, interesarse un poco.

En tanto a la unidad, no me refiero a ir todos movidos por un solo impulso sin cuestionando nada, sino a empujar esos fragmentos que significamos, esas supuestas identidades que nos hacen reconocernos con un mínimo grupo, para más adelante  formar una verdadera sociedad que se entienda distinta en cada uno de sus componentes. Y que sepa luchar no solo por su causa, sino también la de todos los demás. Al final, el universo en sus fragmentos compone al mismo universo.

 

-El idealista GC

 

 politica ciudadanos democracia corrupcion fragmentos proselitismo
 09/08/2019

Artículos que podrían interesarte 🔥