No te vas a morir de Coronavirus

No te vas a morir de Coronavirus

A raíz de los últimos sucesos con el Coronavirus y el anuncio de la Organización Mundial de la Salud de prepararse para una posible pandemia, miles de personas alrededor del globo se han puesto de los nervios, preparándose para el apocalipsis, el fin de la humanidad.

En el caso colombiano, país donde resido, diferentes medios de comunicación han informado –y como yo, se han mofado- de la cantidad de personas que han salido a comprar tapabocas tradicionales y/o los N-95 (de mejor calidad recomendados por el Ministerio de Salud para evitar afecciones respiratorias por la polución de las principales ciudades), temiendo morir de Coronavirus. Ha sido tanto el caos que en varias farmacias de Bogotá se han agotado los tapabocas, pues la gente no sólo los está comprando en unidad sino también por cajas. La noticia trascendió tanto que varios inescrupulosos ya están aumentando el valor comercial de aquellos implementos. Por ejemplo, el tapabocas tradicional que tiene un valor de $300 pesos colombianos (USD$0,087) lo están vendiendo a $1.800 pesos (USD$0,52). Algo muy similar sucedió en El Paso, Texas, donde cientos de personas agotaron en pocas semanas todos los tapabocas de las farmacias de la ciudad. 

Lo paradójico de la situación es que aún no se había conocido el caso del primer afectado con Coronavirus en América Latina –el hombre brasilero- y ya se habían agotado los tapabocas. Si esto sucede en Colombia y en otros países latinoamericanos, no quiero imaginarme qué llegará a pasar si se presentara un caso de Coronavirus en estos países –sin contar Brasil-.

Lo cierto es que la probabilidad de tener Coronavirus es extremadamente baja, obviamente aumenta o disminuye dependiendo del lugar que estés viviendo (no es la misma probabilidad de contagio estar viviendo en China a estar en Haití), no obstante, ningún ser humano está exento de padecerlo. Aun teniendo el Coronavirus, según datos de la Organización Mundial de la Salud, la probabilidad de que se desarrolle la enfermedad (debido a que el virus puede residir en un huésped y jamás afectarle) o bien de morir, es aún más baja. 

Finalizando el 25 de febrero, hay 80.900 casos confirmados en 41 países. Suponiendo que la población del mundo sean 7.000.000.000 de personas (que según cifras serían 7.500.000.000 aproximadamente –cifra que no utilizo para dar un margen de error-), la probabilidad de resultar infectado –sustentando el hecho de que la mayoría de los contagios es por estar cerca de un individuo con el virus-, sería de un 0,00115%. El resultado puede variar por diferentes factores, uno es la zona de residencia (como narré en el párrafo anterior), otro es el consumo de productos contaminados (el cual no se ha determinado aún por ningún gobierno, pero es probable que sea un factor) y la falta de higiene. Con todo lo anterior, la cifra de 0,00115% podría variar un poco, pero es difícil de determinar.

Agregando más suspicacia al asunto, una cosa es ser contagiado de Coronavirus, otra estar enfermo por él y una peor, morir. De los 80.900 casos hay aproximadamente 2.800 muertes alrededor del globo, esto quiere decir que el virus tiene un índice de mortalidad del 3,4%. Reduciendo así números, la probabilidad de que mueras de Coronavirus es del 0,0000399999%; en otras palabras, es más fácil de que te ganes la lotería (la probabilidad de ganar la Lotería de Navidad es del 0,0011765%) y te conviertas en un nuevo multimillonario a que mueras por el Coronavirus.

Continuando con la probabilidad, teniendo en cuenta el número de casos y muertes, se puede decir que la probabilidad de morir teniendo el Coronavirus es de un 14,8% si se tiene más de 80 años, 8% de 70 a 79 años, 3,6% 60 a 69, 1,3% 50 a 59, 0,4% 40 a 49, 0,2% 30 a 39, 0,2% 20 a 29 y 0,2% de 10 a 19 años. Prácticamente nada. Hasta el 23 de febrero de 2020 no se han presentado casos/muertes de niños menores de 10 años.

Cuando la gripe Influenza H1N1 tocó la puerta del mundo en el 2009, hubo una gran pandemia afectando casi todos los países del mundo. Si bien fue hace 11 años, la mayoría de territorios no tenían la logística para contabilizar los números de infectados (como sucede en la actualidad donde podemos conocer detalladamente qué países han sido afectados y cuántos muertos ha dejado el virus). En el caso de los Estados Unidos, -siendo el aventajado en casi todo-, las cifras alcanzaron los 60.800.000 de casos, con 12.469 muertos en un año, teniendo un índice de mortalidad del 2%. Si bien las cifras son un poco escalofriantes, la realidad en 2020 es otra teniendo en cuenta que la humanidad avanza a pasos agigantados por año, y ya han pasado 11.

El Covid-19 ha evidenciado desde su aparición el 14 de enero de 2020, que a pesar del número de infectados y de muertos, los países del primer mundo están preparados para brotes y pandemias. Desde el brote, el Gobierno Chino ha hecho todo para evitar su expansión, tomando medidas tan drásticas como sitiar Wuhan y pueblos aledaños, y hasta -desaparecer personas-. Los vuelos en el mundo y el crucero en Japón es la muestra de que la prevención y la cuarentena salvan vidas. Aquí la pregunta más allá de si este es o no el apocalipsis –que no lo es-, sería ¿qué pasaría si un brote de un virus tan grave como el Covid-19 se diera en un país del tercer mundo? Tal vez la historia ahí sí sería diferente a lo ocurrido con el Coronavirus, pues tal vez la falta de higiene y salubridad habrían llevado a un crecimiento exponencial de casos, poniendo en riesgo la vida de millones.

Por fortuna sucedió en China y aparentemente todos los países del globo están atentos para evitar la entrada del virus.

 

Comparando probabilidades

Como mecanografié atrás, la probabilidad de resultar infectado de Coronavirus –y más de morir- es extremadamente baja, pero no imposible. Comparándola con otras situaciones, hasta suena ridículo siquiera preocuparse por resultar infectado. Evidentemente la preocupación aumentaría dependiendo de dónde te encuentres, pues sería entendible estar asustado viviendo en Italia y China, mientras yo me despreocupo viviendo en Bogotá.

  • Es más probable accidentarse – y morir- en un incidente de tránsito, en un vehículo particular (1 entre 6.700), a morir de Coronavirus (1 entre 2’500.000) o bien, resultar infectado (1 entre 86.526)
  • Es más probable morir en un accidente aéreo (1 entre 9.737) que contraer o morir de Coronavirus.
  • Es más probable tener un embarazo múltiple (un 2% de probabilidad) que contraer o morir de Coronavirus.
  • Es más probable morir ahogado (1 entre 18.817) que contraer o morir de Coronavirus.

Lo anterior no quiere decir que los gobiernos, las entidades públicas y privadas y la gente del común no tome medidas salubres para evitar contagiarse del Coronavirus. Es más, aquellas medidas pueden reducir drásticamente enfermedades del común, como contraer un virus o gripe simple o enfermedades complejas como el Dengue. El objetivo del artículo es bajarle el calor al momento pues la gente y los medios de comunicación exageran.

 

-César Zalamea

 

 Coronavirus Epidemia Salud Pandemia OMS Ministerio de Salud

Artículos que podrían interesarte 🔥