Perú: Nación Aria

Perú: Nación Aria

Antes de ser acusado de ser un supremacista blanco y ser linchado por eso aclaro que el título de este post es claramente una provocación, y para que se me entienda quiero poner a quien me lea en un escenario apocalíptico.

Estamos en el año 2564, unos 500 años antes un virus acabó con el genero humano y un explorador proveniente de un lejano planeta aterriza con su nave espacial en Villa El Salvador, lugar que antaño fue un bullicioso distrito de Lima.

Hace 500 años se escuchaban el claxon de los coches, mototaxis y camiones; en cada esquina se podia oir el último éxito del reggaetonero de moda. Ahora nada, sólo silencio.

Nuestro amigo ET observa los carteles publicitarios, las fotos de peluquerias y barberias, los anuncios de promociones inmobiliarias, y redacta su informe a la nave nodriza: "Los antiguos pobladores de ese lugar eran rubios, con ojos azules, de piel clara y con una altura por encima del 1,80"

Volvamos al año 2019 y a nuestra realidad humana y terrestre.

Llevo ya dos años viviendo en Perú, mis rasgos me delatan como extranjero. Creo firmemente en las ventajas del mestizaje y mi nombre (italiano) y mi apellido (ingles) me delatan como "Mestizo De Indigenas Europeos".

Perú es un pais cuya población es principalmente mestiza, aunque, y me resulta triste decirlo, extremadamente racista. Considero que el racismo, al igual que el machismo o la homofobia, es una enfermedad mental, y aqui en Perú parece existir una epidemia. Por extraño que parezca, en el centro de Lima he visto pintadas en los muros de esvasticas asociadas con los numeros 18 y 88, que en la jergas neonazi hacen referencia a la primera y octava letra del abecedario y por lo tanto al nombre de un dictador genocida de ridiculo bigote, que a estas alturas ni hace falta nombrar.

Voy a contar algo anecdotico, que roza la leyenda urbana (nisiquiera puedo meter la mano en el fuego sobre su veracidad). Un grupo de neonazis peruanos acudieron entusiasmados a una marcha en Alemania organizada por sus homologos alemanes y por poco terminaron linchados por sus camaradas germanos que los confundieron con unos provocadores cuyo proposito era sabotear el evento. A veces la realidad supera la ficción, ya que una historia parecida la leí en la revista satirica española "El Jueves", protagonizada por Martinez El Facha, genial personaje creado por el no menos genial Kim.

El peruano siempre presume de ancestros europeos, y cuando su apellido delata un origen familiar andino, la solución es cambiar el apellido.

Volviendo a lo anecdotico. Una vez me contaron la historia de un tal Señor Quispe que vivió varios años en Italia. A su regreso a Perú, el Sr. Quispe, no contento con su incaico apellido, decidió ser el Sr.Chispetti (o quizas mantuvo la ortografia original de Quispetti) para poder finalmente presumir de antepasados europeos.

Perú es un pais racista. La moda, la televisión y el cine no ayudan en absoluto a resolver esa lacra. El hombre peruano desea tener a su lado una diosa nordica rubia y de ojos azules. Las mujeres sueñan con guerreros asgardianos. Probablemente modelos impuestos por un colonialismo cultural masificado por universos cinematograficos de fantasia en los cuales la imagen del hispano es reducida y estereotipada en la figura del narco y/o pandillero, o en el mejor de los casos en el amigo "gracioso" del superheroe de turno. (Veanse peliculas como Ant-Man o series como The Flash.)

El racismo en Perú es la consecuencia de un colonialismo cultural que aún está presente a pesar de que estamos a las puertas del bicentenario de la independencia del antiguo virreinado de su madre patria española; pero parece aun dependiente de estereotipos culturales, alejados de la realidad peruana en la cual se asocia una piel clara con el estereotipo griego de "Kalos Kai Agathos"  ("Bello Y Bueno). Estas gigantografias publicitarias, donde una mujer rubia cubre la fachada de un edificio, solo sirven para crear frustración en una población que dificilmente podrá identificarse con ese modelo estetico.

Es triste decirlo, pero la sociedad peruana es una sociedad racista, ¡racista contra ella misma!

Enrico May

enricomayfotografo.blogspot.pe

 

 Peru Racismo Racismo En Perú Enrico May enricomayfotografo.blogspot.pe