¿Aún a tiempo de salvar el planeta?

¿Aún a tiempo de salvar el planeta?

Un estudio reciente descubrió que plantar árboles podría ser una forma efectiva de contrarrestar el cambio climático, quizás más de lo que se pensaba anteriormente. Según esta investigación, si un área del tamaño de los EE. UU. Estuviera cubierta de nuevos árboles, se podrían eliminar dos tercios de todo el dióxido de carbono emitido por el hombre a la atmósfera.

El estudio fue publicado en Science y fue realizado por científicos del Laboratorio Crowther en Suiza, y de acuerdo con los cálculos casi mil millones de hectáreas a lo largo del planeta podrían cubrirse con árboles, eso aumentaría masa forestal del planeta en un tercio, y esos bosques adicionales podrían reducir la concentración de carbono atmosférico. El 50% de dicho espacio se encontraría repartido a lo largo de Rusia, Estados Unidos, Canadá, Australia, Brasil y China. Los investigadores construyeron un mapa con áreas de todo el mundo aptas para los bosques. Excluyeron desiertos, tierras agrícolas y zonas urbanas. También analizaron diferentes tipos de ecosistemas forestales para determinar sus variedades de árboles y la cantidad de carbono que absorben. Con ello lograron estimar que el área reforestada tendría el potencial para absorber 205 gigatoneladas de carbono. Estos datos podrían ayudar a crear un plan de acción global. Pero no es una tarea fácil pues hacer crecer nuevos árboles requiere de años, e implica crear las condiciones propicias para que el suelo y la biodiversidad hagan sostenible un ecosistema forestal. La siguiente imágen refleja los resultados del estudio:

Esta investigación refuerza otras investigaciones previas como la que realizó el Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático de la ONU. En un informe publicado en octubre de 2018 se decía que si se establecían unas mil millones de hectáreas de bosques a nivel mundial, el calentamiento global podría limitarse a 1,5 grados centígrados, límite propuesto en su día por el acuerdo climático de París. El nuevo estudio afirma que esta meta es "sin duda realizable en el clima actual", y destaca las iniciativas para plantar árboles en todo el mundo como el Desafío de Bonn, en el que 48 países participantes intentarán restaurar unas 350 millones de hectáreas de bosque para 2030.

Pero también hay un sector crítico que cree que la situación no es tan favorable como nos dicen, pues la capacidad de absorción de carbono varía entre regiones, ambientes y climas. Según los críticos, eliminar el 25% del carbono atmosférico es una cifra demasiado optimista. Y es que además los países y sus gobiernos no suelen ser muy amigables con los bosques. La deforestación en la Amazonía se disparó un 60% el mes pasado, con una tala promedio de un campo y medio de fútbol por minuto. Además, los niveles de dióxido de CO2 en la atmósfera son los más altos desde ántes de los albores de la humanidad. Por ello, plantar árboles no debe considerarse la única medida a tomar contra los problemas climáticos, sino que reducir masivamente las emisiones de gases es una necesidad igual o más acuciante, según los expertos.
 

 plantar árboles reforestación cambio climático calentamiento global dióxido de carbono revista Science Laboratorio Crowther  Desafío de Bonn deforesteción amazonía
 07/07/2019