EMPEORA LA CALIDAD DEL AIRE EN NUESTROS PAISES

EMPEORA LA CALIDAD DEL AIRE EN NUESTROS PAISES

Tenemos las mayores reservas de árboles del mundo. ¿Cómo puede ser que nuestra calidad del aire cada vez sea peor?

Cinco países latinoamericanos aparecen entre los 50 con peores índices en contaminación del aire en el mundo según el Reporte Mundial de Calidad del Aire 2018 de Air Visual y Greenpeace. Perú encabeza la lista en el puesto 21, seguido por Chile -sede de la próxima Cumbre Mundial del Clima COP  25- en el 26, México en el 33, Brasil en el 44 y Colombia en el 50.

A pesar de que los peruanos aparecen en el primer lugar, Chile es el país de América Latina que reporta las ciudades más contaminadas con material particulado (PM) 2.5. Nueve de los 10 primeros lugares corresponden a ciudades chilenas

Chile se lleva la peor parte

Las poblaciones de Padre Las Casas y Osorno se encuentran en alerta naranja según las categorías del índice establecido por la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos. Esta categoría indica que la población en general y, en especial, grupos sensibles como niños menores de cinco años y adultos mayores pueden presentar irritación y dificultades respiratorias. En los puestos 3, 4 y 5 aparecen, también en Chile, las ciudades de Coyhaique, Valdivia y Temuco; las tres en alerta amarilla, donde la calidad del aire se encuentra en la categoría moderada. Las capitales Santiago (Chile) y Lima (Perú) se encuentran también en alerta amarilla y ocupan los puestos 7 y 8 respectivamente.

Curiosamente, en el reporte también aparecen ciudades chilenas como las más limpias de la región: Punta Arenas y Alto Hospicio, lo que muestra la tendencia de que al aire del norte es más limpio que el de la zona centro-sur del país. Es el uso de la leña la gran fuente de contaminación en el sur del Chile. Las grandes urbes con mayor poder adquisitivo tienen acceso a sistemas de calefacción más sustentables y menos contaminantes que los nucleos menores.

 

  • Entre las capitales con peor calidad del aire Santiago ocupa el puesto 20, Lima el 22, Ciudad de México el 30 y Bogotá el 44.

Bogotá, en emergencia permanente

La capital colombiana aparece en el puesto 44 entre las 62 ciudades capitales más contaminadas del mundo de acuerdo al Reporte Mundial de Calidad del Aire 2018. Con una concentración promedio de 13.9 microgramos sobre metro cúbico (μg/m³) de PM 2.5, Bogotá se encuentra en la categoría amarilla o moderada. Esto quiere decir que los grupos sensibles como niños menores de 5 años años, adultos mayores y personas con enfermedades respiratorias crónicas deben evitar la actividad física en exteriores pues pueden presentar molestias respiratorias.

Si bien este valor se encuentra muy por debajo de otras capitales de la región como Santiago (puesto 20 con 29.4 μg/m³ de PM 2.5) o Lima (puesto 22 con 28 μg/m³ de PM 2.5), en solo mes y medio Bogotá ha llamado a emergencia ambiental en tres ocasiones debido a la mala calidad del aire, que según el índice bogotano de calidad del aire (Iboca) ha tenido a casi toda la ciudad en alerta amarilla y a la zona suroccidente en alerta naranja.

De hecho, el pasado 28 de marzo casi todas las estaciones de medición de aire de la ciudad  reportaban en rojo ─catalogado como muy malo para la salud según el Iboca─y la estación Carvajal-Sevillana, que suele reportar los índices más altos, estaba punto de pasar a color morado, es decir, categoría peligrosa..

A nivel Global

Según los análisis del último informe de Global Carbon Project ─generado por 76 científicos de 57 instituciones de investigación en 15 países durante el 2018 las emisiones de dióxido de carbono (CO2) alcanzaron un récord histórico al llegar a 37.1 gigatoneladas, lo que equivale a un 2.7 % más del CO2 generado el 2017.

Entre 2014 y 2016 las emisiones producidas por los combustibles fósiles y la industria ─que representan el 90 % del CO2 que genera la humanidad─ se habían mantenido estables, pero desde 2017 vienen acelerándose nuevamente y esto demuestra que la creciente demanda global de energía está superando los esfuerzos para controlar las emisiones de gases de efecto invernadero.

 

 17/04/2019