Nuevo Negocio en Venezuela: Cuidadores de Casas.

Nuevo Negocio en Venezuela: Cuidadores de Casas.

Se dice comúnmente que la palabra “Crisis”, se traduce en japonés como “oportunidad”. Y sí, es un hecho de facto que toda crisis conlleva a diferentes oportunidades o como dicen en Venezuela: “mientras unos lloran, hay otros que venden pañuelos”.

Este caso se ve repetidamente dentro del día a día venezolano, ya que estos han tenido que ingeniarse diferentes maneras de generar dinero e ingresos para su familia, debido a que la actual crisis social y económica que está afectando a Venezuela ha causado que un salario de un trabajador no le dé ni para cubrir el mercado de una semana.

Entre todas estas maneras de ingeniarse la subsistencia, resalta una llamativa llamada los “cuidadores de casas”.

Estos cuidadores de casas, se encargan de velar por las casas que han sido dejadas atrás por familias venezolanas que decidieron el camino de emigrar en busca de un futuro próspero y mejor para ellos.


“El denominado “éxodo venezolano”, alcanza la cifra oficial de unos 4.000.000 de personas exiliadas.”


Estos cuidadores de casas cobran hasta unos 10US$ - 50US$ al mes por visitar la casa que ha sido desalojada esporádicamente, trabajan un aproximado de 10 días al mes, en los que visitan la casa, verifican que los objetos de la misma estén en buen estado, así como sistemas de plomería y  áreas en general.

Para el servicio de limpieza del mismo, suelen sub-contratar a una persona adicional que se encargue de limpiar y las mismas cubran aproximadamente unos 2US$ por jornada de limpieza.

Si bien 10US$ al mes sigue sin ser suficiente para cubrir las necesidades básicas de un individuo en Venezuela, ni mucho menos una familia estándar (4 personas), y la mayoría de las familias venezolanas suele sobrepasar el número de 4 integrantes por familia, siendo la media común de 5 integrantes. Aun así es mucho más que el salario mínimo vigente que alcanza apenas 2US$ al mes.


“El salario mínimo vigente para los trabajadores venezolanos alcanza apenas los 2US$ al mes”.


Por otra parte, además de las personas que han visto esta oportunidad de negocio en las casas que han sido abandonadas, también hay quienes optan por dejarles las llaves de sus casas a familiares o vecinos de confianza que aún permanezcan dentro del país, con el fin de que las cuiden y le den vida. Debido a que en Venezuela es muy común el caso de las invasiones.

Por más que las invasiones son un delito en Venezuela, la ley que contempla estos casos, es una de las más inutilizadas y obviada por el sistema jurídico venezolano. Gracias a las políticas populistas del gobierno socialista del país, que busca a través de esto, el congraciarse con las personas “de menos posibilidades y recursos”.

Adicionalmente, mucha gente que emigra decide no vender sus propiedades, dado que el mercado ha caído un 40%, lo que implica una infra-valoración en sus casas que muchos no están dispuestos a aceptar. Y lo que es más, también se rehúsan a alquilar sus casas, dado que en Venezuela es muy alto el riesgo de que el inquilino apele a que por imposibilidad de conseguir otra vivienda no pueda desalojar, generando esto un caso de invasión de la propiedad privada, en cuyo caso es legitimada por la ley.

En 2011, Hugo Chávez aprobó la Ley Contra el Desalojo y La Desocupación Arbitraria de Viviendas, la cual establece que “no se procederá a la ejecución forzosa sin que se garantice el destino habitacional de la parte afectada, por ser este un derecho de interés social e inherente a toda persona”.


Otro de los motivos de que prolifere este negocio de los cuidadores de casas, es porque el gobierno de Nicolás Maduro anunció la organización de un censo para determinar las propiedades que se encontraban desocupadas, de la mano de los consejos comunales, efectivos policiales y los grupos paramilitares armados conocidos como colectivos.

Esta medida ha sido altamente y duramente contrariada y criticada por la población en general, dado que es una directa amenaza al derecho a la propiedad privada, contemplado dentro del artículo 17 de la Declaración Universal de Derechos Humanos.

Dicha medida tiene como objetivo el expropiar las viviendas de los emigrantes venezolanos, lo cual de acuerdo con la ley es totalmente arbitrario e ilegal. Asimismo, la ley venezolana establece doble pena para aquellos que promuevan las invasiones, y lo que lo hace más grave es que en este caso, es el propio gobierno venezolano quién promueve la invasión y la ocupación forzada de las propiedades.

 CuidadoresDeCasas  Venezuela  Noticias  NicolasMaduro  Emigracion  ExodoVenezolano  Chavez  DARH

Artículos que podrían interesarte 🔥