4.9 K vistas
June 26th at 2:41pm

El Populismo Explicado

Hola humano, 

bienvenido a un cortodocumental de MarginalMedia.

 

En las últimas elecciones al Parlamento europeo, llevadas a cabo en los 28 estados miembros de la Unión Europea entre los días 23 y 26 del pasado mayo, los partidos populistas lograron grandes avances, una manifestación más de la oleada populista global de los últimos años.

 

En algún vídeo anterior he hecho referencia a las claves del resurgimiento del populismo; que no es nuevo, que ha sido siempre parte de la política democrática, con sus altos y sus bajos. Pero en vista de su auge actual y como éste está afectando la naturaleza de la política en general, es importante que sepamos lo que el populismo significa y cómo reconocerlo. Por eso que en este vídeo vamos a lo más básico y tratamos de explicar qué es el populismo y porqué tiene mala reputación.

 

         ¿Qué es el populismo? 

(¿Y por qué tiene una mala reputación?)

 

Tratamos digo, que explicar en qué consiste no es fácil. Incluso entre los académicos, el populismo ha sido difícil de definir. Esto es en parte porque se ha manifestado de diferentes maneras durante épocas diferentes. Si bien actualmente sus casos más conocidos son los partidos de derecha, hay líderes y movimientos populistas que también pueden ser de izquierda.

 

Existe un debate académico sobre cómo categorizar el concepto de populismo: ¿es una ideología, un estilo, un discurso o una estrategia? A lo largo de estos debates, los investigadores tienden a estar de acuerdo en que el populismo tiene dos principios centrales; En primer lugar, pretende hablar en nombre de "gente" o personas comunes y, en segundo lugar, estas personas comunes se oponen a una "élite" establecida que les impide cumplir con sus preferencias políticas.

Estos dos principios centrales se combinan de diferentes maneras con diferentes partidos, líderes y movimientos populistas. Por ejemplo, las concepciones populistas de izquierda de "la gente" y "la elite" generalmente se unen en torno a los agravios socioeconómicos, mientras que las concepciones populistas de la derecha de "gente" y élite" tienden a centrarse en cuestiones socio-culturales, como la inmigración.

La ambigüedad de los términos "la gente" y "la elite" significa que los conceptos de comunidad y antielitismo pueden usarse para fines muy diferentes.

¿Por qué la mala reputación del populismo? ¿Cómo puede ser algo malo dirigirse y  atraer a la gente común?

El populismo recibe un mal nombre por un par de razones.

Primero, debido a que muchos de los casos más prominentes de populismo han aparecido recientemente en la derecha radical, a menudo se ha relacionado con el autoritarismo y las ideas contra la inmigración. Pero estas características tienen más que ver con la ideología de la derecha radical que con el populismo en sí.

Segundo, los populistas son disruptivos. Se posicionan como separatistas del orden existente y dispuestos a obstaculizarlo. Con frecuencia abogan por un cambio en el status quo y pueden defender la necesidad de un cambio estructural urgente, ya sea económico o cultural. A menudo hacen esto promoviendo un sentido de crisis (ya sea cierto o no) y presentándose a sí mismos como teniendo la solución a la crisis.

Un ejemplo actual de este proceso es el muro de Trump en la frontera con México. (Y si hay que poner ejemplos hay que empezar por Donald Trump, ya que es gracias a él, y a Brexit y una serie de líderes y partidos anti-establishment en Europa, América Latina y Asia, por lo que todo el mundo está hablando de populismo. Pero Trump es el ejemplo contemporáneo más famoso de un líder populista). Bueno pues Trump calificó la cuestión de los cruces ilegales en la frontera sur como una emergencia nacional, a pesar de que, por ejemplo, en Estados Unidos hay más entradas ilegales relacionadas con terrorismo por la frontera norte con Canada y por aire.

El hecho de que los populistas a menudo quieran transformar el status quo, aparentemente en nombre de la gente, significa que pueden aparecer como amenazas a las normas democráticas y las costumbres sociales que muchas personas valoran. Por eso tienen mala reputación. Por eso, y porque la construcción misma de su concepto de "gente" excluye a partes de la sociedad que no encajan en su grupo.

Una forma en que los investigadores miden el populismo y, por consiguiente, determina si un líder o partido es populista, es a través de la medición del lenguaje.

En el caso de Trump, ya puestos con él, dado que el renovado interés en el populismo se debe en parte a su éxito electoral de 2016, investigadores han encontrado que la retórica de Trump durante la campaña fue altamente populista. Atacó las élites políticas, aprovechando el rasgo populista central del antielitismo y usó un lenguaje llano, simple, de gente de estatus social bajo, con un fuerte uso de pronombres colectivos como "nosotros" y "nuestro".

Combinó este lenguaje populista con su ideología radical de derecha, presentando políticas como la política exterior de "América Primero", el muro propuesto entre los Estados Unidos y México, y las políticas económicas proteccionistas y de antiglobalización.

La combinación de populismo y tales políticas le permitió establecer una distinción entre "la gente" y las personas fuera de ese grupo (musulmanes, mexicanos..), enfatizando la superioridad de los primeros.

Estas políticas también permiten criticar la preferencia de las élites por la globalización, el libre comercio y políticas de inmigración más liberales. Su uso del lema "drain the swamp" ("drenar el pantano"), donde afirma que librará a Washington de las élites que no están en contacto con los estadounidenses normales, también refleja esto.

Junto con Trump, Brexit ha venido a ejemplificar el populismo contemporáneo, debido a su antielitismo centrado en la Unión Europea y la naturaleza misma del referéndum que actúa como una expresión de la voluntad "popular".

En América del Sur, el populismo ha sido más asociado con la izquierda. El difunto Hugo Chávez, ex presidente de Venezuela, también fue muy populista en su retórica. Él es quizás el ejemplo más famoso de un líder populista de izquierda. Seguido ahora por Maduro

El populismo de Chávez se centró en temas socioeconómicos. Incluso mientras gobernaba, se posicionó como un político antielitista canalizando los ingresos petroleros del país en programas sociales con el objetivo de distribuir la riqueza entre el pueblo venezolano, aliviar la pobreza y promover la seguridad alimentaria. La realidad actual es la contraria

El actual presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, y el presidente boliviano, Evo Morales, también son considerados líderes populistas de izquierda.

Pero el populismo de izquierda no se limita a Sudamérica. En Europa, ejemplos contemporáneos de los partidos populistas de izquierda incluyen el español Podemos y el griego Syriza. Partidos que han tenido éxito después de la última Gran Recesión, cuestionando la legitimidad del capitalismo no regulado y abogando por cambios económicos estructurales para aliviar las consecuencias de la recesión en el pueblo.

El populismo no va a desaparecer, seguirá con nosotros. En ocasiones notaremos más su presencia, en ocasiones menos. Lo importante es saber cómo reconocerlo y entender cómo su presencia puede moldear nuestras democracias, para bien o para mal.

Hasta la próxima,

La Paz

MOSTRAR MÁS
MOSTRAR MENOS
Categoría: Aprendizaje
 populismo populistas partidos populistas lideres populistas populismo de izquierda populismo de derechas que es el populismo populismo definicion populismo en mexico populismo en america latina populismo en argentina marginal media videos de marginal media
Listas recomendadas!
Recomendados:

▷ Aprendizaje

Hemos creado esta categoría pensando más en ti que en nosotros; asi que si eres un creador de vídeos útiles para la vida, para enseñar a otro, eres bienvenido a contactarnos en info@marginal.tv y consideraremos distribuir tus videos en esta página. De momento, lo que encuentras aquí son nuestros vídeos, enfocados principalmente en el aprendizaje de la vida y de la comunicación humana