97.9 K vistas
August 22nd at 1:29pm

El Ejemplo del Municipio Mexicano de Cherán

Hola Humano,

Bienvenido a un cortodocumental de MarginalMedia. 

La Constitución Mexicana, en su artículo dos dice: "Esta Constitución reconoce y garantiza el derecho de los pueblos y las comunidades indígenas a la libre determinación y, en consecuencia, a la autonomía para elegir de acuerdo con sus normas, procedimientos y prácticas tradicionales, a las autoridades o representantes para el ejercicio de sus formas propias de gobierno interno". 

El 15 abril de 2011 el municipio de Cherán, en el estado de Michoacán, decidió hacer uso de este derecho a autogobernarse. No porque fuesen expertos en leyes, sino porque estaban hartos de lo que tenían. 

Ese viernes, un grupo de mujeres acudieron a escuchar misa con la salida del sol al templo de El Calvario.  Al acabar la misa, el cura les dio la bendición, salieron de la iglesia, y a eso de  las 8.30 de la mañana se pusieron a apedrear a la primera camioneta que vieron bajaba del monte cargada de madera. Intentaron detener la siguiente camioneta. La camioneta hizo amago de atropellarlas, y ellas comenzaron a golpear la camioneta con palos. Retuvieron a sus ocupantes. Las  campanas de las dos iglesias del pueblo comenzaron a replicar y la población comenzó a congregarse. En pocos minutos el pueblo se levantó en pie de guerra. Sus habitantes empezaron a bloquear las calles para evitar el paso de los camiones y camionetas cargados de madera. El presidente municipal acompañado de la policía local se presenta donde se iniciaron los acontecimientos y reclama liberar los madereros que las mujeres habían retenido. La respuesta de los congregados es desarmar a los policías e ignorar al presidente y al ayuntamiento que representa. Desde ese momento, el ayuntamiento y la policía municipal dejan de existir como tales para los habitantes de Cherán. 

Hoy, 7 años más tarde, siguen sin existir. Ni presidente, ni policía municipal, ni los partidos políticos que pensamos son la base de la democracia. 

¿Cómo es posible? ¿Cómo funciona Cherán? ¿Cómo les va a sus habitantes? ¿Podemos aprender algo de su experiencia? Sobre todo ello va este cortodocumental.

CHERÁN, EL GOBIERNO DEL PUEBLO 

Intento imaginar la impotencia que sentirían los habitantes de Cherán cuando a diario, durante más de tres años, veían entre 200 y 300 camiones y camionetas llevándose la madera de su montes. Día y noche. Debió de ser como sentarse en el rellano de la escalera del edificio donde vives y ver bajar uno tras otro los ladrones llevándose los muebles de tu casa. 
Intento imaginar su impotencia  cuando acudieron a las autoridades estatales y federales pidiéndoles que hiciesen algo contra ese crimen organizado que no solo les estaba robando la riqueza de sus montes, sino que estaba extorsionando, secuestrando, y haciendo desaparecer a sus residentes, y las autoridades les ignoraron. Su presidente, Felipe Calderón, había declarado guerra abierta al crimen organizado, y ellos, cheranenses, en el estado de Michoacán, estaban precisamente en el epicentro de esa guerra. Al menos algo aprendieron de ese rechazo que ya nunca olvidarían: si el poder político nos ignora, es porque de alguna manera, el poder político está tras esto que nos está pasando. Los cheranenses acabaron abandonados a su propio destino. Destino que los criminales ya habían decidido por ellos.  
Intento imaginar la impotencia cuanto tras ese primer paso adelante para reclamar justicia, cuando esas mujeres retienen a los primeros talamontes y aparece el presidente municipal con la policía local, lo hace para reclamar que se liberen a los retenidos. Es como si encuentras la fuerza para enfrentar a esos ladrones que te están desvalijando el piso y aparece el administrador de la finca con el portero diciendo que te eches a un lado, que ahí bajan los ladrones con tu frigorífico y estás estorbando en el rellano. 

Se entiende como reaccionaron los cheranenses, pero no es fácil. Se necesita, para empezar, coraje y determinación. Luego, solidaridad, compromiso y organización. Hoy los cheranenses se gobiernan a si mismos. 

Los primeros 9 meses tras ese 15 de abril de 2011, el tiempo que tardó en crear su propia forma de gobernarse; la  comunidad se autosecuestró; puso controles en esquinas y entradas a la localidad y se hizo cargo de la seguridad, la justicia, la recolección de víveres, la alimentación, el abasto de agua y las decisiones políticas. 

Al tiempo que vigilaban sus esquinas comenzaron a surgir las hogueras. Por las noches, los cheranenses se congregaban en torno a ellas y discutían como organizarse, planeando su futuro. Miraron hacia al pasado buscando inspiración en sus tradiciones para dar con una forma de gobierno que les convenciese. La encontraron. 

Las hogueras siguen existiendo. Algunas no se han apagado desde aquel levantamiento. Leo que existen 189 hogueras. Representan el poder del pueblo. Son los vecinos en torno a ellas los que escogen a quienes quieren que les gobierne. Los candidatos propuestos por las hogueras son presentados en la asamblea del barrio por sus propios vecinos que exponen las razones por las que les escogen. Los vecinos o comuneros propuestos aceptan o rechazan ser candidatos e igualmente exponen sus razones para ello. Los candidatos que aspiran a representar al pueblo se muestran a sus vecinos y aquellos que les apoyen hacen cola frente a ellos. Se cuentan cuantos vecinos apoyan a cada candidato y los tres candidatos con mayor apoyo son escogidos por la asamblea vecinal como representantes del barrio. 

En Cherán con una población aproximada de 20.000 personas existen 4 barrios, los tres representantes de cada barrio forman parte del Concejo Mayor de Cherán, la autoridad máxima de la localidad. El de 22 enero de 2012 los cheranenses nombraron su primer Concejo Mayor. Desde entonces eligen uno cada tres años. Ya van por el tercero. El Concejo trabaja desde la mentalidad de que ocupan su cargo para servir y no para servirse y que en el momento que no estén a la altura de las expectativas que en torno a ellos surgieron desde sus hogueras y las asambleas de su barrio van a tener que dejar el cargo. Cualquier vecino de Cherán puede ser atendido por su Concejo Mayor no tiene mas que acercarse hasta la Casa Comunal y pedir turno. 

Aparte del Concejo Mayor y las asambleas de barrio, han ido surgiendo otros concejos. Ahora existen 8. Hay un Concejo de Mujeres, Otro de jóvenes. Existe un Concejo de Ciudadanos electo en las fogatas que se dedica a resolver conflictos menores tales como riñas, conducir borracho, asuntos familiares… Concejo que está autorizado por la Corte Suprema de Justicia mexicana.

 También existe un  Concejo de Bienes Comunales que administra las empresas comunales. Administra, porque quien decide quienes trabajan en estas empresas o qué nuevos proyectos se llevan a cabo en ellas son las asambleas de barrio. Las decisiones importantes siempre vuelven abajo, a la comuna, a los vecinos en torno a sus fogatas. 

¿Qué empresas comunales existen? 

- Un vivero que ha contribuido a reforestar ya el 80% de los montes que fueron arrasados. De 27.000 hectáreas de bosque que tenía la comunidad, el crimen organizado y los talamontes se robaron 20.000 antes que los cheranenses se alzaran contra ellos. Este vivero ya ha contribuido a recuperar la mayor parte de ese espacio. Aunque el bosque emergente aún puede tardar hasta 100 años en parecerse a lo que había hace sólo un par de décadas 

- También existe un aserradero comunal, que como materia prima usa solamente la madera muerta o que ya no da resina. Limpian los montes. Los talamontes, en su impunidad robaban las mejores partes de los árboles y dejaban por los suelos sus copas y ramas. Miles y miles de toneladas de madera quedaron desparramadas que ahora el aserradero aprovecha 

- Existe una mina que produce materiales de construcción. 

- La resinería. La empresa comunal que más trabajo provee a los cheranenses. Cuando el crimen organizado se adueñó de los montes, los resineros estuvieron entre las primeras víctimas. Llegaron a quedar sólo 50. Hoy 500 resineros trabajan aquí. Las decisiones de esta empresa difieren en algo con las otras; son tomadas por su propia asamblea de resineros, no por las asambleas de barrio. 

Leo, escucho, me cuentan… que Cherán es hoy el municipio más seguro de México, el más limpio, que no tiene deuda pública, que tiene el colector pluvial más grande de toda Latinoamérica. Me resulta un poco difícil de creer que vaya a ser el mejor en todo y yo no tengo manera de comprobar todo esto, pero sí es cierto que avanza con paso firme en muchos frentes. 

En Cherán acabaron con los secuestros, las desapariciones, y la extorsión que existían hace diez años cuando al presidente municipal se le asociaba con el crimen organizado. La seguridad hoy está a cargo de 100 personas que constituyen las "rondas comunitarias". Patrullan las calles, escuchando lo que la gente de las hogueras tengan que contarles y guardan las entradas a la localidad. Los cheranenses tienen muy claro lo que no quieren que entre en su comunidad. Junto a la prohibición de ingresar drogas o armas está la publicidad política. Para ellos los partidos políticos son tan dañinos como lo que más. Los partidos políticos "parten" dicen. Dividen la comunidad para su propio beneficio. 

Su Programa "cero basura". recicla la basura del 90% de los hogares. El programa tuvo éxito desde el primer mes de su implementación. Tienen tres camiones: uno para residuos orgánicos, otro para papel, cartón, vidrio y metales; y un tercero para material sanitario y artículos específicos como pueden ser las baterías alcalinas. 

¿El colector pluvial? Juzguen ustedes mismos, Este es el municipio de Cherán desde el aire. Esas montañas circulares son volcanes extintos, en uno de sus cráteres han construido esto. Miren las dimensiones de este colector. Todo el agua de lluvia que esto pueda recoger le va a venir muy bien a los cheranenses. 

Y desde aquí, y con el tema del agua, es desde donde voy a iniciar la reflexión que quiero compartir con todos ustedes. Reflexión que surge inspirada en la admiración que el esfuerzo de esta comunidad me produce. 

Aquel pequeño grupo de mujeres madrugadoras que una mañana hace ya más de 7 años prendieron la mecha de el levantamiento de Cheran lo hicieron porque los talamontes, en su insaciable apetito por destruir, llegaron hasta el ojo de agua del municipio. El lugar que abastece de agua potable a la comunidad. Aquello fue, casi literalmente, la gota que colmó el vaso para ellas. Proteger el agua es proteger la vida. 

Para entender lo que ocurre en Cherán (y porqué ocurre allí y no en otro lado) hay que entender que los cheranenses, son más que cheranenses, son más que mexicanos; tú y yo podemos sentirnos hermanados con ellos, pero son diferentes a nosotros. Son indígenas, son purépechá. Su manera de sentir el entorno es esta. 

Si a ti o a mi nos pregunta de donde viene el agua. De cada 100 personas que habitan en el mundo desarrollado, mas de 90 van a responder que del grifo. Más allá, ni sabemos, ni queremos saber. Si un día abrimos el grifo y no sale agua vamos a ir a reclamarle a las autoridades responsables. Si no nos resuelven el problema, a los 3, 4, 5 años, cuando acudamos a la próxima elección, reemplazaremos esas autoridades por las del partido opositor; cuando éstas tampoco nos resuelvan el problema, en la siguiente elección, volveremos a darle el poder al partido que se lo quitamos años atrás. Y así sucesivamente hasta darnos cuenta que los partidos en el poder no sólo son incapaces de resolver el problema sino que puede que fuesen sus intereses de partido quienes crearon ese problema, que nunca terminamos de comprender muy bien, porque todo lo que nos preocupó saber de él era que nuestro grifo dejó de funcionar. 

Tú, yo, más de 9 de cada 10 personas en el mundo desarrollado hemos perdido la conexión con la tierra que los purepechá, que los pueblos indígenas aún sienten. Nuestra capacidad para resolver los problemas más cruciales que afrontamos hoy en día es casi nula en comparación con la de estas gentes; porque no podemos resolver lo que no entendemos, lo que no sentimos, lo que no nos preocupa hasta que ya es demasiado tarde Nosotros con nuestra formación académica, nuestros títulos universitarios y nuestros avariciosos planes de futuro, estamos llevando el planeta hacia su destrucción. Estos indígenas purépechá mirando hacia su pasado están encontrando las soluciones intentando rescatar ese balance entre el ser humano y su entorno.

El Gobierno Comunal Cherán K´eri, al tiempo que presentó su 2do. Informe de gobierno a la población, manifestó: 
"La transformación de nuestra comunidad depende de cada una de nuestras acciones, hemos aprendido que de manera egoísta o divididos no podemos afrontar ni solucionar las problemáticas existentes. No podemos dejar que nos arrastren las corrientes de esta sociedad de consumo y destrucción, gobernados por el mundo del mercado; mantengámonos firmes en la lucha por reconstituir nuestro modo de vida".

Y eso están haciendo, inspirarse en las enseñanzas de sus abuelos y sus antepasados. Y les funciona. Sus voces surgen desde sus hogueras y todas las voces cuentan. Yo creo que a los que purepechá, a los pueblos indígenas hay que quitarles menos y devolverles más de lo ya robado. Y escuchar sus voces, y aprender de sus acciones. Porque algo tienen que nosotros ya perdimos hace tiempo y hemos de recuperar aprendiéndolo de ellos, ya que es la única respuesta para salvar este mundo: sentir el latido de la tierra y saber latir junto a él.

Hasta la próxima, la paz.

MOSTRAR MÁS
MOSTRAR MENOS
Categoría: Sociedad
 #videosdelperro autogobierno gobierno del pueblo cheran donde esta cheran cheran noticias cheran actualidad mexico noticias mexico mexico 2018 mexico hoy mexico actualidad michoacan michoacan noticias michoacan actualidad fogatas de cheran concejo mayor concejos de barrio asambleas de barrio
Listas recomendadas!
A continuación: