4 K vistas
December 13th at 2:01pm

El Imperio de la Alimentación (7. Las Ventajas de Comer Insectos)

Hola Humano,

Bienvenido a un cortodocumental de MarginalMedia. La séptima entrega de la serie "El Imperio de la Alimentación".

Este vídeo hemos de agradecérselo a César Zalamea, asiduo colaborador de nuestra web marginal.tv, que recientemente nos sorprendió con un blog sobre los beneficios de comer artrópodos, entre los que se encuentran los insectos. Aprovecho para reiterarte que marginal.tv es una website creada para que tu voz se oiga y abierta a tu colaboración. Visítala. Y ahora vamos con los argumentos que César expresa en su blog para ver si, tal como a mi, te convence a ti de que comer más insectos es bueno para tu salud y para la del planeta.

 

Las Ventajas de Comer Insectos

Voy a iniciar el vídeo con un pequeño debate. Al promocionar el blog de César en una de las páginas de comunidad en YouTube, alguien con el nombre Itzel respondió: "La humanidad debe progresar no retroceder… Seguir comiendo otros animales es retroceso no progreso. Cuando entenderán".

Yo sí creo entender 100 por 100 el comentario de Itzel, a quien agradezco que se tomase el tiempo de escribirlo; pero no comparto su opinión totalmente. No en el contexto de este blog. Así que repliqué a su comentario, tal como aquí podéis leer, expresando básicamente que cultivar y comer insectos puede ser más beneficioso para el planeta que la agricultura.

Itzel volvió a contestarme, pero el debate propuesto ya está expresado: es ser un vegetariano acérrimo como Itzel la mejor solución para el planeta o puede haber mejores respuestas que esa?

Vuelvo a entender perfectamente a Itzel en su segundo comentario, agradezco su sincera preocupación por el planeta y cualquier esfuerzo que ella pueda estar haciendo para mitigar nuestra destructiva huella en él, pero ahora discrepo con ella aún más en este comentario. Yo vivo rodeado de naturaleza y veo a los animales comerse unos a otros a diario (se usan), no considero que un insecto sea "más importante y vital para el funcionamiento del planeta que yo" y pienso que la especie humana tiene tanto derecho a permanecer en el planeta como cualquier otra.

Así que apelo a ese entendimiento e inteligencia a los que Itzel hace referencia en sus comentarios para que este video sirva como un debate constructivo. Te animo a expresar tu opinión con respeto.

Los artrópodos, y entre ellos los insectos, están en problemas, como prácticamente cualquier especie. Tratábamos de ello a comienzos de este año en un cortodocumental titulado "Exterminio" La biomasa de los insectos (su peso total si se pudiesen juntar todos) se está perdiendo a un ritmo de un 2. y medio% cada año, de mantener ese ritmo en pocas décadas podríamos ver la extinción de hasta un 40% de las especies. Así que en este sentido, y a pesar de que la biomasa de los insectos es aún 17 veces mayor que la de toda la humanidad existente, Itzel tiene razón, lo mejor que podríamos hacer con los insectos es dejarles en paz.

Pero dejarles en paz no implica necesariamente no cultivarles y comerlos; porque cuando miramos las causas de esa dramática disminución en la población de insectos y vemos que la causa principal es la conversión de sus hábitats naturales en campos agrícolas y el uso de contaminantes agroquímicos (pesticidas sintéticos y fertilizantes) para la agricultura, descubrimos que dejarles en paz significaría dejar de cultivar en la manera que lo hacemos, dejar de deforestar para crear más campos de cultivos.

Así que no es tan simple como ser "vegetariano", no comer animales, y así se va a solucionar el mundo. Eso puede ayudar sí; pero ya que Itzel nos implora que usemos la inteligencia y apela a nuestro entendimiento, busquemos respuestas que puedan ser aún más satisfactorias.

Comer tenemos que comer, de eso no hay duda.

2000 millones de personas (una de cada cuatro en el mundo) incluyen en su dieta, insectos. (Y eso no está influyendo en su declive, es, ya hemos dicho, principalmente la actividad agrícola, su enemigo). Hay más de 1900 especies comestibles de insectos. La gastronomía prehispánica de Mesoamérica ya incluía más de 500 especies de insectos como: ahuautle, chahuis, chapulines, chinicuil, cuetla, cupiches, escamol, gusano de maguey, titococos. Muchos se siguen comiendo. 

¿Pero por qué no se comen ya tanto? Por la agricultura, precisamente. Y la ganadería. Con la aparición de las prácticas agrícolas y ganaderas, el consumo de insectos fue sustituido por el consumo de animales domésticos que además de carne ofrecían otros productos: pieles, leche,huesos para crear armas, y otros servicios como fuerza de tracción o medio de transporte. El consumo de insectos, sujetos a las estaciones del año pasó a un segundo plano y comenzó a considerarse como una práctica primitiva.

Una vez que la agricultura se consolidó como la principal fuente de alimentación, los insectos comenzaron a verse como un problema pues eran los que que causaban las plagas y afectaban la producción.

Y ese fue el fin de los insectos para las sociedades más "modernizadas" por así decirlo. Los insectos se convirtieron en enemigos del alimento que destruían y en enemigos del ser humano que al empezar a congregarse en núcleos urbanos cada vez más densamente poblados propiciaba la transmisión de enfermedades a través de insectos vectores.

Curiosamente, es en las sociedades menos urbanizadas y donde la práctica de la agricultura es menos extensiva donde el consumo de insectos es mayor. ¿Deberíamos de mirar hacia atrás y recuperar algunas de nuestras tradiciones culinarias?

La FAO que es el organismo de las Naciones Unidas encargado de intentar erradicar el hambre en el mundo piensa que sí. Y enumera muchas ventajas en sus recomendaciones para incrementar la producción y consumo de insectos.

Comienzo por las ventajas medioambientales que era la preocupación que expresaba Itzel.

Los insectos tienen altas tasas de eficiencia de conversión alimenticia por el hecho de que son animales de sangre fría. Eso quiere decir que la eficiencia de un insecto para transformar aquello que come en masa y crecimiento corporal es mucho mayor que en cualquier animal doméstico. Por ejemplo, los grillos necesitan seis veces menos comida que el ganado, cuatro veces menos que las ovejas y dos veces menos que cerdos y pollos para producir la misma cantidad de proteína. Así pues, se necesita invertir menos recursos en su crecimiento que en otros animales; proporcionalmente, obtenemos más biomasa gastando menos. Tal como va el mundo y la creciente demanda de alimentos y de terrenos para crear ese alimento ésta es una gran ventaja.

Otra ventaja medioambiental es que los insectos revalorizan los residuos orgánicos. Pueden criarse usando nuestros residuos y las heces de los animales. Ese es su alimento. Reducen la contaminación que producen los residuos.

Y a su vez producen pocos residuos, poco amoníaco, pocos gases de efecto invernadero, menos contaminación para el agua, la tierra y el aire. 

Y requieren mucha menos agua y terreno para su crianza que la ganadería convencional y la agricultura. 

¿Ventajas para la salud? Vivimos en un mundo en el que incluso en los países desarrollados 1 de cada 2 mujeres embarazadas y de un 40% de los niños en etapa preescolar padecen anemia (falta de hierro) como consecuencia de su dieta, hecho que acarrea problemas cognitivos y de rendimiento. Los insectos contienen enormes cantidades de micronutrientes como el hierro, además de cobre, magnesio, fósforo, manganeso, selenio y cinc. 

Además de ser fuente de minerales lo son de fibra. En forma de quitina, el carbohidrato básico que configura la cutícula de los artrópodos. La quitina es molecularmente similar a la celulosa de las plantas y se considera, como ésta, de gran importancia para la salud intestinal.

También son Fuente de proteínas y ácidos grasos. Un insecto puede llegar a alcanzar hasta el 70% de contenido proteico por individuo. El elevado contenido en ácidos grasos es de mucha ayuda para los niños desnutridos. Termitas, orugas, saltamontes, moscas, arañas y gorgojos constituyen mejores fuentes de proteínas que el pollo o la vaca.

Y supone menos riesgos para la salud comer insectos que comer pollos o vacas. Porque mientras los pollos te pueden pasar la gripe aviar y las vacas la enfermedad de las vacas locas, a día de hoy no existen evidencias de la transmisión de enfermedades de insectos a humanos debido a su consumo. Aunque bien es cierto que no hay suficientes estudios para saber si podrían causar alergias similares a las producidas por el consumo de crustáceos.

Y también existen indudables ventajas sociales en la producción de insectos. Atención porque el proceso de producción de insectos para el alimento humano o animal es algo que puede hacerse con relativa facilidad. De hecho el mercado de insectos comestibles ya vale más de 1000 millones de dólares y se espera que crezca aproximadamente un 24% anual durante los próximos años. Los insectos se pueden consumir los adultos, los pequeños, enteros, o transformados en pasta o molidos como harina, fritos, escalfados, horneados, refrigerios, dulces, aceites, barras y batidos de proteínas… se puede extraer esa proteína y producir otros ingredientes.

Vamos, que la producción de insectos puede ser no solo una excelente estrategia para diversificar los medios de subsistencia en el futuro, también puede ser una fantástica oportunidad empresarial para cualquiera. Me están dando ganas de salir a recoger basura orgánica y aumentar mis bandejas de compost.

Dejo un enlace en la descripción del vídeo para que quien le interese puede leer más sobre este último tema: cómo se presenta el mercado de insectos para el futuro (porque los grillos parece que van a ser los protagonistas durante los próximos años o por qué el mercado crecerá más en América del Norte)

Yo voy a ir cerrando el cortodocumental aquí no sin antes pediros que compartáis la receta de algún platillo que  incluya insectos y que conozcáis o hayáis probado. Incrementar la ingestión de esas proteínas que necesitamos para sobrevivir a través del consumo de insectos para reducirla de los animales domésticos o proteínas vegetales de semillas, frutos secos y legumbres que igualmente puedan requerir más espacio y recursos para su producción puede ser una solución inteligente.

O tal vez más inteligente que creer que no hay más que una sola solución para el planeta y ésta pasa por darle la espalda al comportamiento de la propia naturaleza, porque el peor y gran error que ha cometido la humanidad puede que sea su intransigencia, venga de donde venga y se presente con los argumentos que se presente.

Hasta la próxima,

La paz.

MOSTRAR MÁS
MOSTRAR MENOS
Categoría: Sociedad
 alimentacion alimentacion sana alimentación natural alimentación saludable alimentación balanceada alimentos alimentos sanos alimentos balanceados insectos comestibles proteinas Entomofagia gastronomía prehispánica ahuautle chahuis chapulines chinicuil cuetla cupiches escamol gusano de maguey titococos El Imperio de la Alimentación
Listas recomendadas!
A continuación: