5.4 K vistas
December 28th at 10:48am

El Lado Oscuro de la Inteligencia Artificial

Hola Humano,

Bienvenido a un cortodocumental de MarginalMedia.

Puede que alguna vez hayas conducido de una punta a otra de tu ciudad y aunque conozcas muy bien la ruta decidieses usar el GPS. Y puede que la voz que sale de él te indicase una ruta que sabes que es más larga. ¿Haces caso de tu GPS o no le haces caso?

Si te sugiere una ruta más larga, puedes suponer que lo hace porque hay algún problema con la ruta más corta. Tal vez pasaste por esa ruta hace solo un par de horas y tú no viste ningún problema ¿por qué ahora tu GPS te indica otra ruta?. Pues porque las condiciones del tráfico habrán cambiado y justo ahora es mejor usar la ruta más larga. Claro, que si todos los GPSs están escogiendo esa otra ruta, puede que lo que estén haciendo es llevarte de cabeza a la próxima congestión del tráfico.

En fin, tu GPS es un ejemplo de lo que conocemos como Inteligencia Artificial: computadoras que constantemente analizan data actualizada para proveerte una información que necesitas. Este vídeo va sobre lo que no vemos tras la Inteligencia Artificial, su secreto más oscuro.

 

La Cara Oculta de La Inteligencia Artificial

¿Se equivocó el GPS o acertó? ¿Llegaste antes por la ruta más larga que te indicó que por la tuya habitual? Nunca lo sabrás pues sólo tomaste una. Igual que si hubieses considerado ambas rutas sin tener GPS y hubieses decidido tú sólo. Porque esa inteligencia artificial en realidad no lo es tanto; probablemente quien te dirigiese por la ruta más larga no fuese mas que alguien como tú teniendo que improvisar una decisión.

Apuesto que entre quienes veáis este vídeo va a haber más de uno que os dedicáis a ayudar o corregir a la llamada "inteligencia artificial". Si ese es tu caso yo te animo a que compartas tu experiencia con nosotros, particularmente tus condiciones laborales, porque la intención de este vídeo es dar voz a esos millones de trabajadores invisibles que en algún momento han realizado algún trabajo on-line, aceptando tareas ligadas a proyectos asignados a través de alguna plataforma para mantener funcionando la "inteligencia artificial"; y han sido, o son, mal pagados por ello.

Los gigantes de internet recurren a un ejército de trabajadores fantasma que corrigen los fallos de sus algoritmos en tiempo real. Su trabajo es esencial, pero nadie sabe quiénes son, dónde están, ni en qué condiciones trabajan. Y ese desconocimiento está extendiendo como una plaga la precariedad del empleo.

Si tú has formado o formas parte de este ejército eres alguno de estos tres tipos de soldado:

- el experimentalista: el más común, el que acepta participar en uno o dos proyectos para ver cómo es el trabajo y luego lo deja.

- el regular: El que participa de cuando en cuando para ganarse un dinero extra

- y el que trabaja a tiempo completo y está siempre conectado.

Cada compañía que provee este tipo de servicio a los gigantes del Internet tiene decenas de miles de trabajadores entre sus filas que incluyen una variedad de los tres tipos. Es habitual que al menos cuente con un núcleo duro de 10.000 personas que hagan este trabajo para la compañía con regularidad.

Reclutarlos es fácil, basta un anuncio: "Se busca gente para trabajo on-line desde casa". El trabajo consiste en evaluar o introducir datos en alguna aplicación, una tarea "invisible" a los ojos de quien luego se va a beneficiar de esa labor. Al igual que usaste tu GPS para que alguien escogiese la ruta por ti, puedes pedir un taxi o una pizza usando una aplicación y alguien te va a enviar ese taxi o la pizza exacta que pediste. Una aplicación puede llegar a hacer automáticamente lo que le pidas, pero para alcanzar ese punto requiere mucha gente detrás "educando esa aplicación". Se conoce como "entrenar los datos". Gente que estudia los datos, como las variables del tráfico, y toman decisiones una y otra vez antes de automatizar la aplicación. La inteligencia artificial no existe, existen aplicaciones entrenadas por decenas de miles de humanos que aportan datos, los estudian, los clasifican, los analizan y los contextualizan. Como cuando hacemos uso del servicio no vemos nada de estos mecanismos, pues hemos dado en llamarlos "artificial", pero de artificial no tienen nada es el trabajo de mucha gente que por realizarlo "a la sombra" pagan las consecuencias de ese trabajo supuestamente "invisible" en la forma de sus condiciones laborales.

Estos trabajadores no tienen acceso a ningún sistema de salud, ni representación sindical, ni están organizados, ni tienen seguros, ni las ventajas de cotizar… Han sido reclutados por alguna plataforma tecnológica como MTurk [Amazon Mechanical Turk] desde donde se distribuyen millones de microtareas. En el caso de los moderadores de contenido de las redes sociales muchas veces han de soportar largas horas relacionándose con un contenido brutal y difícil de digerir, como ya apuntamos en otro cortodocumental titulado "El Trabajo Más Horrible del Internet".

Cuando los ingenieros de las grandes corporaciones como Microsoft contratan a alguna de estas plataformas tecnológicas para un servicio de entrega no tienen idea de las condiciones de trabajo que ofrecen los contratistas con quienes trabajan. No saben ni quienes ni cuantos son los trabajadores.

Microsoft, Apple, Facebook, Google… Los gigantes con millones de trabajadores haciendo estas tareas base para ellos son quienes deberían de comenzar a explicarnos a todos por qué contratan a gente para construir la "inteligencia artificial" y bajo qué condiciones. Ya estamos debatiendo que nos expliquen a quien le venden nuestros datos pero aún falta el debate de que nos cuenten quién trabaja con ellos y bajo qué condiciones.

Casi en cualquier otra industria ya se dan los mecanismos para intentar conseguir que las condiciones de trabajo sean dignas. Si considero comprarme una prenda de ropa puedo, si lo deseo, informarme de la cadena de suministros y ver quien ha participado y se ha beneficiado del proceso de elaboración, transporte y venta.

Pero si deseo saber las condiciones laborales del trabajador que ahora mismo está mirando este vídeo para decidir si le autoriza la monetización o se la bloquea, nunca podría. Los servicios de información a día de hoy, aún son un mundo oculto tras el que se oculta la explotación.

Son millones de trabajadores. Gente de todas las nacionalidades, que trabajan tanto de día como de noche, desde unas horas al mes hasta a jornada completa, que raramente tienen contacto entre sí… que si algo tienen en común es un cierto grado de formación. Gente con acceso a Internet, con algunas facultades lingüísticas e informáticas; y bastante de ella con estudios universitarios, lo que abre algunos interrogantes: ¿No era nuestro sueño hacer de la educación la puerta de acceso a un trabajo estable a tiempo completo? El trabajo por proyectos está desplazando al contrato indefinido, está matando ese sueño ¿Vamos a hacer algo al respecto o no? La tecnología no nos está quitando el trabajo, nos lo está dando, pero somos nosotros quienes hemos de definir la calidad de nuestras condiciones de trabajo, no la llamada "inteligencia artificial". No somos muy inteligentes si no reconocemos que la inteligencia artificial no es más que software que, hoy por hoy, depende de un trabajo infravalorado de millones de personas.

Hasta la próxima,

La Paz

MOSTRAR MÁS
MOSTRAR MENOS
Categoría: Sociedad
 IA AI inteligencia artificial que es la inteligencia artificial IA explicada computadoras ordenadores moderadores de contenido tecnologia tecnologia digital marginalmedia cortodocumentales
Listas recomendadas!
A continuación: