5.3 K vistas
April 10th at 7:16am

El Origen de la Gripe Española

Hola  humano,

 Bienvenido a un cortodocumental de MarginalMedia.

 

La situación que vivimos nos ha forzado a recordar un episodio de la historia que aunque ocurrió hace sólo 100 años habíamos condenado al olvido por lo horrible que fue: como si la historia pudiese desaparecer simplemente no hablando de ella. La Gripe Española fue una pandemia causada por un virus gripal como éste que afectó a 1/3 de la población del planeta y causó entre 50 y 100 millones de muertos. Se la etiqueta como “La última de las Grandes Plagas”. De nuevo, en un intento de distanciarnos del horror que supuso, como si aquello hubiese ocurrido en un tiempo prehistórico que es imposible que se repita. 

 

La Gripe Española está relativamente bien documentada así que en esta nueva entrega de la serie Episodios Desconocidos de la Historia nos centramos en el enigma que nunca ha llegado a resolverse, cómo se origino. Hipótesis hay, pero precisamente la que se desconoce es la basada en el último estudio serio al respecto que apunta que aquella fatídica pandemia que fue La Gripe Española se originó en China

 

Vaya por delante este apunte. El descubrir el origen de un virus contagioso, de una epidemia, va mucho más allá de ser una cuestión histórica. Es una cuestión de incalculable valor científico. Conocer el origen de la enfermedad podría proporcionar información que ayudase a detener una futura pandemia. Por eso que la búsqueda vale la pena.

 

Vaya a continuación un segundo apunte. El nombre de “Gripe Española” no tiene relación alguna con el origen de la enfermedad. Esta pandemia, que hizo sus estragos entre las primaveras de 1918 y 1919 y se extendió hasta 1920, se dio a conocer como “Gripe Española” porque fue en España donde primero se informó sobre ella. Cuando surgió la enfermedad se estaba luchando la Primera Guerra Mundial en Europa. Los primeros afectados fueron los soldados. La epidemia se cebó en ellos con tal virulencia que podían pasar de estar perfectamente sanos a muertos en apenas 48 horas. Se extendió por Francia, Reino Unido, Italia, Alemania, y por último España. Al ser España el único de estos países neutral en el conflicto bélico fue donde comenzaron a surgir las primeras noticias de la nueva enfermedad. En los otros países la censura militar no permitía información al respecto para no desalentar a la población y alentar al enemigo. Es por eso que se llamó Gripe Española, porque el resto del mundo pensó que era donde se estaba originando.

 

Las especulaciones sobre el origen de esta pandemia han variado con el paso de los años. Tres hipótesis han prevalecido sobre otras.

 

La primera creencia fue que el virus se había originado en las trincheras de la guerra. Las condiciones higiénicas de esas trincheras en las que los soldados comían, dormían, defecaban… eran deplorables. Cadáveres se descomponían dentro de ellas. A los soldados se les pudrían los pies dentro de sus botas. Las lluvias creaban barro, las bombas removían todo hasta el punto que el suelo se convertía en arenas movedizas donde una caballería o un soldado si no era rescatados a tiempo podían morir ahogados en el barro, hundidos por el peso de su propio equipamiento. El que las víctimas de esta enfermedad fueran mayormente jóvenes de entre 20 a 40 años, sin patologías previas, reforzó la idea de que esta era una “gripe de las trincheras”. La teoría también pretendía explicar cómo la enfermedad se extendió desde Europa a ciudades como Boston y Filadelfia en los Estados Unidos apuntando a los buques de tropas que regresaban.

 

El paciente cero de esta hipótesis, el primer caso de infección confirmado fue localizado en el puerto de Brest en Francia, que era por donde desembarcaban la mitad de las tropas estadounidenses que llegaban a Europa. A nadie se le ocurrió entonces sugerir que a lo mejor ese contagio pudiese haber venido del otro lado del Atlántico.

 

Pero una década después de la guerra sí. La segunda hipótesis del origen de la Gripe Española, la más aceptada y aún prevalente a día de hoy es ésta.

 

El 9 de marzo de 1918 en el Fuerte Riley, de Kansas, los soldados quemaron toneladas de estiércol, se levantó un vendaval y el campamento se cubrió de un humo fétido amarillento que oscureció el cielo. No es que esto tuviese nada que ver con el origen de la enfermedad, pero los soldados lo percibieron como un presagio de lo que ocurrió a continuación.

 

Dos días más tarde un soldado se presentó ante el cuerpo médico antes del desayuno. Tenía fiebre y se quejaba de dolores de cabeza y garganta, un minuto después se presento otro soldado quejándose de lo mismo. Al mediodía ya había 100 los soldados en la enfermería. Una semana más tarde 500. Esa primavera 48 soldados murieron en el Fuerte Riley. La enfermedad se contagió a otros campamentos. Inicialmente fue diagnosticada como neumonía, pero en realidad era una nueva forma de gripe. En algunos campamentos llegó a matar hasta 70 soldados a diario esa primavera de 1918.

 

El presidente estadounidense Wilson era conocedor de la situación y en mayo consultó con el general Peyton C. March, jefe del estado mayor estadounidense si deberían suspender los envíos de tropas a Europa para no propagar la epidemia, pero March le indicó que una noticia así podía perjudicar mucho la marcha en el frente y dar ventaja a sus enemigos de la Triple Alianza (1882). Wilson no detuvo los envíos de tropas, pese a llegarle informes de que sus soldados estaban enfermando e incluso muriendo en los barcos al declararse la gripe a bordo. En agosto de 1918 ya eran cerca de un millón y medio de soldados estadounidenses los desplazados a Europa, muchos enfermos con la gripe pandémica.14 

 

El Paciente Cero de esta hipótesis, según un estudio reciente, no surgió del Fuerte Riley, sino del Campamento Greene, en Carolina del Norte, donde 3 meses antes, en diciembre de 1917, ya se registró la muerte de 20 jóvenes soldados con los síntomas de lo que luego fue la gripe pandémica, muy diferentes de la gripe estacionaria

 

Y por último, la tercera hipótesis que historiadores y científicos están aceptando cada vez en mayor número viene de un estudio llevado a cabo por el historiador Mark Humphries de la Universidad Memorial de Terranova de Canadá y publicado en su libro “La última Plaga” en 2013. A pesar de  ser un estudio relativamente reciente, del que informó un año más tarde National Geographic, parece haber pasado desapercibido para los medios de comunicación de masas. En Wikipedia, a día de hoy, aún no se encuentra referencia a esto.

 

Esta hipótesis sitúa el origen de la pandemia en China. Antes que Humphries. Otro historiador, Christopher Langford, ya había apuntado también hacia China al demostrar que China sufrió una tasa de mortalidad por gripe española más baja que otras naciones, lo que podía sugerir que la población tenía cierta inmunidad debido a la exposición anterior al virus.

 

Registros no descubiertos anteriormente a los que Humphries tuvo acceso confirman que una de las historias paralelas de la guerra, la movilización de 96,000 trabajadores chinos para trabajar detrás de las líneas británicas y francesas en el Frente Occidental de la Primera Guerra Mundial, pudo haber sido la fuente de la pandemia.

 

 

En su nuevo informe, Humphries encuentra evidencia de archivo de que una enfermedad respiratoria que azotó el norte de China en noviembre de 1917 fue identificada un año después por funcionarios de salud chinos como idéntica a la gripe española.

 

Humpries que hizo sus hallazgos buscando en archivos históricos canadienses y británicos que contienen los registros de guerra del Cuerpo de Trabajo chino y la legación británica en Beijing, también encontró registros médicos que indican que entre una partida de 25,000 trabajadores del Cuerpo de Trabajo Chino que fueron transportados a través de Canadá en ruta a Europa a partir de 1917 más de 3000 terminaron en cuarentena médica, muchos de ellos con síntomas similares a los de la gripe pandémica.

 

En 1917, en China, hubo un brote de infecciones respiratorias, que en ese momento los funcionarios locales de salud llamaron "enfermedad invernal" endémica, el brote causó docenas de muertes diarias en aldeas a lo largo de la Gran Muralla China. La enfermedad se extendió 500 kms en seis semanas a finales de año. Se pensó que aquello era una peste neumónica, aunque la tasa de mortalidad fuese mucho más baja que la típica de esa enfermedad. Meses más tarde, un funcionario de la legación británica en China escribió en un informe que no, que la enfermedad era en realidad la gripe.

 

En el momento del brote, funcionarios británicos y franceses estaban formando el Cuerpo de Trabajo Chino, que finalmente envió a unos 96,000 trabajadores del norte de China a Inglaterra y Francia durante la guerra.

 

Estos eran agricultores chinos de las áreas rurales que simplemente querían escapar de la pobreza. Fueron enviados al frente para liberar a los soldados de tareas en un momento en el que estaban desesperados por mano de obra. Allí, se les exigió cavar trincheras, descargar trenes, tender vías, construir carreteras y reparar tanques dañados.

 

Los funcionarios británicos enviaban a los trabajadores chinos en barco hasta Vancouver en la costa oeste de Canadá, desde allí los enviaban en tren a Halifax en la costa este, donde embarcaban de nuevo rumbo a Europa.

 

En reacción a los sentimientos anti-chinos que abundaban en el oeste de Canadá en aquel momento, los vagones que transportaban a los trabajadores de costa a costa iban sellados. El viaje duraba 6 días. Cuando salían de los trenes a los trabajadores se les mantenía en campos rodeados de alambradas. A los periódicos se les prohibió informar sobre su movimiento.

 

Los trabajadores chinos enfermos que acababan en cuarentena tras el viaje era tratados con aceite de ricino para el dolor de garganta y enviados de vuelta a los campos. Los prejuicios y estereotipos racistas existentes entre los médicos canadienses atribuían su enfermedad a su naturaleza “perezosa”. 

 

Tan desesperada era la necesidad de mano de obra que el 2 de marzo de 1918, un barco cargado con 1.899 hombres del Cuerpo de Trabajo Chino salió del puerto de Wehaiwei hacia Vancouver a pesar de la epidemia que ya había detenido el reclutamiento de trabajadores allí.

 

Los trabajadores chinos llegaron al sur de Inglaterra en enero de 1918 y fueron enviados a Francia, donde el Hospital Chino de Noyelles-sur-Mer registró cientos de sus muertes por enfermedades respiratorias.

 

La hipótesis de Humphries parece ahora la más certera sobre el origen de la Gripe española. En cualquier caso su hipótesis no se va a confirmar hasta que se encuentre una muestra genéticamente identificada del virus de la Gripe española en una de aquellas víctimas que murieron en China en 1917. No es probable pero es posible. Muestras tomadas de la Gripe española en víctimas de la época existen. Expertos como Jeffery Taubenberger, del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas, han buscado este tipo de muestras en cadáveres por todos los continentes. Su equipo, en 2011 analizó muestras de virus de la gripe tomadas de autopsias de 32 víctimas del brote de 1918. La primera muestra encontrada hasta ahora es la de un soldado estadounidense que murió el 11 de mayo de 1918 en un campamento de Iowa, pero el equipo sigue buscando casos anteriores.

 

Bastaría que apareciese una de esas muestras en un campesino chino fallecido en 1917 en alguna de esas aldeas a lo largo de la Muralla China de donde casi 100.000 chinos fueron sacados para ser enviados a cavar trincheras hasta la otra parte del mundo, para que el enigma estuviese finalmente resuelto.

 

Al final 140.000 chinos sirvieron en la Primera Guerra Mundial junto a las fuerzas aliadas. Fallecieron unos 20.000. Estos hombres nunca fueron homenajeados hasta que en 2014 algunas organizaciones chinas en el Reino Unido lanzaron una campaña llamada “Asegurándonos que recordamos”. Finalmente, en noviembre de 2017 una ceremonia de recuerdo tuvo lugar en Londres para homenajear al Cuerpo de Trabajo Chino. El lugar donde se ubicará un monumento permanente a la memoria de estos hombres ya está decidido y ahora mismo el monumento se está construyendo en China

 

Hasta la próxima,

La paz

MOSTRAR MÁS
MOSTRAR MENOS
Categoría: Aprendizaje
 historia videos de historia videos sobre historia episodios desconocidos de la historia gripe española la gripe española historias historias historia historias historias historias historicas historias para reflexionar historias para contar gripe española 1918 gripe española origen historias reales videos de historias reales
Listas recomendadas!
A continuación: