8.8 K vistas
July 11th at 6:00am

Quesos Hechos de Bacteria Humana

Hola Humano,

¿Tú te comerías un queso hecho con bacterias del ombligo o los sobacos de tu famoso favorito? Te lo pregunto porque el queso ya está hecho. Así que piénsalo.

Esto es una cosa de los ingleses, que nunca se sabe muy bien por donde van a salir.

Pues resulta que ahora han creado una exhibición en su prestigioso Museo: Victoria & Albert Museum, llamada "Food: Bigger Than the Plate" (La Comida, Más Grande que el Plato) y como parte de ella exhiben cinco tipos de queso hechos de microbios recolectados de celebridades británicas.

Y cuando hablamos de microbios estamos hablando de miasmas sacadas de las narices, orejas, sobacos y ombligos de estos famosos y con ellos hacer un queso. Al gusto de cada uno de ellos, a quienes les preguntaron qué tipo de queso querían que su cuerpo produjese, y ese queso les hicieron.

A saber
- Suggs, cantante de la banda de ska Madness, eligió ser inmortalizado en un queso cheddar
- Alex James, bajista de la banda Blur, eligió el queso de Cheshire
- el chef de cocina Heston Blumenthal escogió el queso Comté
- Ruby Tandoh, una escritora de gastronomía, eligió un Stilton
- Y el Rapper Professor Green, quien admitió que realmente odia el queso, insistió en que su ombligo se convirtiese en mozzarella, el único queso que casi puede tolerar.

A mi me vienen inmediatamente dos preguntas a la mente, que son las que he buscado responder 

- Una. ¿Se puede hacer eso? ¿Se puede hacer queso de las miasmas sacadas de nuestros recovecos corporales? Pues sí, porque lo han hecho. ¿Pero cómo?
Pues como se hace el queso. Lo que ya el mismo museo te explica en una publicación de su blog. 

El queso se elabora agregando bacterias específicas a la leche para comenzar a cuajarla. La forma y el sabor de los diferentes quesos dependen de las bacterias utilizadas al principio y de cómo el quesero maneje las comunidades microbianas que crecen en el queso a medida que madura. ¿Pueden ser esas bacterias humanas? Perfectamente. Resulta que muchas de las bacterias utilizadas para hacer queso son similares a las bacterias que se encuentran en la piel humana. Es por eso que a veces el olor de los pies apestosos y el queso apestoso se confunden. Parecen el mismo olor.

- Y dos. La segunda pregunta. ¿Por qué? ¿Por qué se le ocurre a alguien sacarse un moco y convertirlo en queso? ¿Que pretenden con ello? Pues esta es la parte más interesante del vídeo.

Estas dos mujeres son las que iniciaron esto hace ya casi una década. La bióloga Christina Agapakis y la artista e investigadora amante de los olores Sissel Tolaas. Ellas ya crearon 11 tipos de queso humano, incluido uno de las bacterias recolectadas del ombligo del escritor Michael Pollan y que expusieron en una exposición previa a esta llevada a cabo por el Trinity College de Dublín en 2013. Aquella exposición era sobre el futuro de la tecnología orgánica y las implicaciones de crear vida sintética.

Lo que ellas persiguen es desafiar la idea de que los malos olores deberían ser desodorizados, quieren retarnos a que consideremos la relación que nosotros tenemos con nuestras bacterias. Vivimos en un mundo de microorganismos y a la vez en un mundo cultural que enfatiza la antisepsia total. Pero desinfectado y pasteurizando todo para protegernos ¿no estamos contribuyendo a una muerte sensorial? Debido a que no todos los olores y bacterias pueden ser agradables, las consecuencias de sanearlo todo podrían ser anular todas esas bacterias y olores. Bacterias y olores que nos rodean todo el tiempo y que siempre han sido una herramienta de comunicación biológica entre las especies. En otras palabras, que las bacterias y los olores son un componente crucial para poder orientarnos, comprender y definir nuestro entorno.

No sabemos lo que nuestros microbios hacen por nosotros. Mucha gente sólo los considera como posibles patógenos; supone que son solo una fuente de daño o vergüenza (por los malos olores); pero sin ellos nuestra existencia cotidiana sería imposible. Los microbios interactúan entre sí, desempeñan diferentes funciones, nos ayudan y nos protegen. Ahora se piensa que la composición de nuestro microbioma puede afectar nuestro estado de ánimo, peso, inteligencia y personalidad.

Así que bueno, hay que respetar los microbios, ¿pero te comerías tú un queso hecho con bacterias de tu famoso favorito? Estos quesos de los famosos ingleses no los van a comer; tampoco creo que necesiten mucha protección en ese museo. Más fácil imagino que con tanto ídolo que se encuentra por aquí, alguno ya está rascándose el ombligo con la idea de hacerse un queso selfie y merendárselo. Pues buen provecho. Hasta la próxima, La paz.

MOSTRAR MÁS
MOSTRAR MENOS
Categoría: Sociedad
 Food: Bigger Than the Plate Victoria & Albert Museum queso como se hace el queso como hacer queso queso y bacterias Cheshire Madness Suggs Alex James Blur cheddar Heston Blumenthal Comté Ruby Tandoh stilton Rapper Professor Green mozzarella Christina Agapakis Sissel Tolaas
Listas recomendadas!
A continuación: